Tonterías

0 Shares 0 Shares ×

…………Para cualquier persona que quiera profundizar un poco en los orígenes y las causas del pensamiento mágico e irracional, la labor de psicólogos experimentales como Richard Wiseman o Helena Matute es todo un referente: cómo surgen las creencias supersticiosas, por qué se mantienen a lo largo del tiempo y, más intrigante aún, por qué siguen existiendo a pesar del avance que ha experimentado nuestra sociedad son algunos de los enigmas que van poco a poco desentrañando con su trabajo. Pero yo, por mi parte, tengo la ventaja de contar con una auténtica experta en la materia sin necesidad de moverme de mi casa: se trata de mi hija Alicia, que cumplió seis años el mes de abril.
…………“¡Qué cosa más tonta!”, exclamó cuando me preguntó qué significaba una palabra que había escuchado en algún sitio, “horóscopo”, y le expliqué como pude que hay gente que cree que su forma de ser o su destino están de algún modo escritos en las estrellas. “¡Eso es una tontería!”, me dijo el día en que me puse a curar a uno de sus peluches “con la energía de mis manos”. “¡Pero qué tontos!”, dijo cuando vio en la tele que alguien aseguraba que hablaba con los muertos.
…………Pero si la cosa se quedase en eso, en realidad no habría mucha diferencia entre la actitud de Alicia y la de los creyentes en la astrología, el reiki o el espiritismo. Lo importante no es negar sin más lo que Alicia llama “tonterías de los mayores”, sino el razonamiento que le permita llegar a la conclusión de que eso son, en efecto, “tonterías de los mayores”. Lo importante no es negar, sino, como ella misma dice, pensar.
…………Y eso es lo que vamos a ir intentando semana tras semana: pensar un poco en si es razonable que unos cuerpos celestes situados a millones de kilómetros de distancia tienen alguna influencia sobre nosotros (más allá del deseo que todos los niños, incluida Alicia, tienen de ser astronautas), si esa “energía curativa” indetectable, sin explicación física y sin resultados clínicos reales existe de verdad o no es más que una forma moderna de creer en la magia potagia, o si los muertos se comunican desde el Más Allá para decir lo que, pensando fríamente, resultan ser obviedades, lugares comunes o simples bobadas.
…………Quizá las supersticiones, como dice Helena Matute, tuvieran su utilidad en el pasado de la Humanidad. Pero no cabe duda de que, como también nos recuerda, hoy en día son un lastre, una desventaja evolutiva. Así que, ¿por qué no intentamos quitarnos de encima esas tonterías?

3 comentarios

  • Responder julio 31, 2012

    Fernando

    No puedo estar más de acuerdo con todo lo que se dibuja en el artículo. Las supersticiones tiene el peligro intrínseco que, a menudo, vienen envueltas en esas llamadas ciencias, pseudociencias, que pretenden hacerlas mas verosímiles, astrologia, pensamiento mágico, homeopatía…. Las tradiciones populares, la incultura juega un papel fundamental en todo esto. Me encantará seguir atento a todo lo que desde aquí contéis. Excelente trabajo. Aire fresco tan necesario hoy en día

  • Responder julio 31, 2012

    mo

    La lógica de los niños es aplastante y contundente, ya nos encargamos los adultos y el sistema de influenciarles a veces con nuestras manías, supersticiones o en definitiva ignorancia y miedo. Afortunadamente esta sociedad está evolucionando y yo soy optimista, a pesar de la que está cayendo.

  • […] acuerdan de mi hija Alicia? Se la presenté en la primera columna de esta sección: es una niña de seis años, siempre dispuesta a aprender y descubrir cosas […]

¡Anímate a decirnos que opinas!