La Biblia mata

7 Shares 7 Shares ×

…………El pasado de la humanidad, a grandes trazos, era una carnicería darwinista con salpicaduras de Hobbes. Sin embargo, una serie de fuerzas culturales, sociales y hasta económicas que aún es pronto para determinar (aunque pueden sugerirse el avance de la razón, el tamaño de las ciudades, el desarrollo legislativo o el Estado del bienestar) han logrado que, progresivamente, el mundo sea un lugar más justo y menos violento.
…………Por eso me sorprende el análisis superficial de algunos adictos a la Biblia o pontífices vocacionales. Esto es: que la religión ha sido la herramienta que ha civilizado el mundo y que, en suma, ha instilado la moralidad en las gentes salvajes. Resulta irónica esa afirmación cuando en las cárceles estadounidenses, por ejemplo, porcentualmente hay más creyentes que ateos.
…………Pero lo más irónico es esgrimir un libro como la Biblia como faro moral, cuando la Biblia rezuma violencia y miopía empática por los cuatro costados. Tal y como escribe el psicólogo cognitivo Steven Pinker en su reciente libro Los ángeles que llevamos dentro: “La Biblia describe un mundo que, visto con nuestros ojos, alberga una ferocidad asombrosa. La gente esclaviza, viola y mata a miembros de su familia más cercana. Los caudillos masacran civiles de forma indiscriminada, niños incluidos. Las mujeres se compran, venden y roban como si fueran juguetes sexuales. Y Yahvé tortura y aniquila a las personas por cientos de miles debido a desobediencias insignificantes o sin ningún motivo aparente”.
…………Resulta, pues, chocante que la Biblia se erigiera como ejemplo de algo, cuando se precisaba de mucho adiestramiento moral previo para entresacar el grano de la paja. Y es que, según el experto bíblico Raymund Schwager, la Biblia hebrea “contiene más de seiscientos pasajes que hablan explícitamente de naciones, reyes o individuos que atacan, destruyen o matan a otros (…). Aparte de los aproximadamente mil versos en los que aparece el propio Yahvé como ejecutor directo de crueles castigos y de los numerosos textos en los que el Señor entrega al criminal a la espada castigadora, y en más de cien fragmentos, Yahvé da la orden expresa de matar a personas”.
………… White estima que el número de víctimas enumeradas específicamente en la Biblia asciende a la cifra de 1,2 millones. Las víctimas del diluvio de Noé añadirían otros veinte millones al cómputo total.
…………La buena noticia es que no hay pruebas de que la mayoría de estos hechos ocurriera realmente. También es una buena noticia que la mayoría de los creyentes ya no se fijan demasiado en esos pasajes cruentos para conformar sus códigos morales.
…………La mala noticia es que aún debemos arrostrar algunos vicios morales achacables a libros como la Biblia (basta echar un vistazo superficial a otras religiones que tienen Estados teocráticos), y que algunos políticos sigan dando el coñazo con sus interpretaciones personales de la misma. Sí, me refiero, por ejemplo, a Richard Mourdock, el candidato republicano al Senado por Indiana, Estados Unidos, que hace unos días dijo alegremente que un hijo fruto de una violación es voluntad de Dios. Supongo que si recibe una colleja física o intelectual, procederá del mismo modo.

Sé el primero en escribir un comentario