Japón se prepara para las elecciones

0 Shares 0 Shares ×

…………A principios de octubre elaboré un texto en este mismo diario planteando si el primer ministro Yoshihiko Noda podría revivir políticamente al país. A lo que contesté que resultaba improbable. Y así ha sido, pues el pasado 16 de noviembre disolvió las cortes y convocó las próximas elecciones generales para el 16 de diciembre en la Kokkai, la Dieta de Japón, el máximo órgano gubernamental del Estado.
…………El estancamiento de la política japonesa es evidente si tenemos en cuenta que, después de Jun’ichirō Koizumi, el Richard Gere japonés, el país no ha tenido ningún político que haya completado su legislatura. Shinzō Abe encabeza esta estrepitosa lista, quien además se presenta de nuevo para las próximas elecciones como cabeza del Partido Liberal Democrático (PLD). Renunció al cargo justo un año después, en 2007, debido a que el pueblo japonés no confiaba en él. El siguiente fue Yasuo Fukuda, que dimitió en 2008. Después llegó Tarō Asō, el último del PLD hasta que en 2009 se celebraron elecciones generales y salió elegido Yukio Hatoyama, del Partido Democrático (PDJ), que llegó al Gobierno con mayoría absoluta. Pero su propio partido, un año después, le obligó a que renunciara, ya que, con su presencia, temían un descalabro en las siguientes elecciones. En 2010 llegó Naoto Kan, que duró hasta el 2 de septiembre de 2011. No obstante, este caso fue debido a su incapacidad para afrontar, en la primavera de 2011, el desastre nuclear que vivió Fukushima. De hecho, la opinión pública mayoritaria coincide en que su gestión fue nefasta. Por último, Yoshihiko Noda, que parecía la gran apuesta del nuevo Japón. Entró pisando fuerte, pues obligó a todos los políticos a rebajarse el sueldo y, además, es de los pocos políticos que pertenecen a la clase más baja de Japón, y abogó por políticas de índole social.
……….. Noda se enfrenta ahora a las continuas críticas de su gestión económica, agobiado por el estancamiento del crecimiento, la deflación y las políticas financieras frente a una sociedad que envejece rápidamente. A ello se le suma el boicot chino a los productos japoneses, cuyas ventas han caído en más de un ochenta por ciento, sobre todo en el sector automovilístico. Su principal rival, Shinzō Abe, ya le lleva ventaja en las encuestas y aboga por fomentar una política más fuerte con China y Corea del Sur por las archiconocidas islas Senkaku.
…………El país, al borde de la recesión, acompaña al descontento generalizado de la sociedad japonesa con la política y al fracaso del liderazgo. En Japón no existe la figura del líder como tal, puesto que es una sociedad grupal. De hecho, los japoneses aplican esta forma de vida en todas las categorías de la sociedad y, en este sentido, todos forman parte de una cadena de montaje, y todos ellos serán necesarios para que el país siga adelante. El dato curioso es que, cuando alguien hace algo bien, aplaudirá el trabajo de todos y no se tirará flores, ya que, en definitiva, es “la empresa” en su conjunto la que lo ha hecho bien.

Sé el primero en escribir un comentario