‘Personal Jesus’

15 Shares 15 Shares ×

…………Hay temas que pasan a la posteridad de manera automática. Sin duda, “Personal Jesus” (Violator, 1990), de Depeche Mode, es uno de ellos. La canción fue la primera en la que la guitarra se convertía en el instrumento principal. Una especie de ‘country’ electrónico basado en el libro de Priscilla Presley Elvis y yo (1985). Su sonido era mecánico y repetitivo. Su éxito fue inmediato, y se lanzó meses antes que el LP. Las remezclas no tardaron en llegar. Está considerado como uno de los mejores sencillos de Depeche Mode, complicado de determinar, dada a la amplia y estupenda discografía de los británicos. Personalmente, lo pondría entre los diez primeros temas de la banda, pero no llegaría a los cinco mejores. Ni de broma. Hoy en día, gracias a los costradeejays que campan por el mundo, ha dejado de gustarme.Violator, 1990
…………“Personal Jesus” se pinchó en su época, dejó de pincharse un tiempo y se volvió a rescatar a principios de siglo. Lo que parecía un guiño se ha convertido en una epidemia; la peste sonora de los DJ sin talento ni cultura musical. Personajes que ponen “Personal Jesus” como si de cualquier cosa se tratara, en cada sesión, buscando el baile fácil, el pelotazo, el temazo, y todas esas gilipolleces de tipos que, al no saber hacer bailar a la gente por sus propios descubrimientos, usan los clásicos básicos que pasaron de ser buenos a oler profundamente a culo. Les pongo un ejemplo extrapolando con el cine: imaginen que solo pueden ver treinta películas cada vez que quieren ver cine, y así todas las semanas, las mismas treinta. Entre esa selección se encuentra una de sus películas preferidas, y cada vez que quieren ver cine, la ven. Puede pasar un año, dos, tres, pero al final aborrecerían esa película, y lo que es peor, dejarían de culturizarse, de sentir sensaciones nuevas.
…………Pues esta es la labor de los DJ de saldo que viven empecinados en convertir un gran tema en un sonido odioso, y ni siquiera pasa por su cabeza poner alguno de los otros ‘hits’ de la banda, demostrando así que ni cultura ni cojones. La eterna excusa de que “es lo que la gente quiere escuchar” es la más triste que he escuchado, solo válida para justificar que se han equivocado de profesión y que lo único que buscan es fama y polvo fácil. Ya lo decía ese antiguo eslogan: mil millones de moscas no pueden estar equivocadas; la mierda es buena.

Sé el primero en escribir un comentario