¡Viva la retaguardia!

0 Shares 0 Shares ×

…………Hace algo más de un mes les hablaba de una de las mejores bandas de la historia y de su poder sísmico, en una especie de ‘preview’ que perpetraba con forma de artículo. Hoy, disco escuchado y reescuchado, puedo teclear con fuerza: Oui, Oui, Sí, Sí, Da, Da, es de los mejores discos del año. Los culpables de la delicia se llaman Madness. Posiblemente, esto sea por lo que más de un reseñero musical haya obviado el disco. Perdidos entre tanto “tontielectropop” trotador y rocanroleros de serie Z, obras tan claras y bien producidas se escapan de los oídos de estos “perioficinistas” de tendencias, digo, musicales. Ser de Madness no está de moda, ser de los mancilladores de delfines Manos de Topo, sí; así va el mundo.
…………Una de las incógnitas con el último trabajo de Madness queda tan rápidamente despejada con el sonar del primer tema. Al revés de la mayoría de los grupos legendarios que se empeñan en ser ridículamente jóvenes ‘forever’, Madness se enorgullece de su leyenda y sigue haciendo lo que mejor se le ha dado siempre: su música. El cambio de registro en la voz de Suggs es evidente; ya no tiene ese tono juvenil y acanallado. Los temas tienen más ‘blues’, ‘soul’ y ‘funkie’ que otros trabajos, pero continúan manteniendo intacto el espíritu ‘ska’ de Kingston. Se nota la calidad musical de sus miembros, adquirida durante todos los años que llevan tocando juntos pero no revueltos, convirtiendo las composiciones y los arreglos en una auténtica delicia para los que buscamos bandas que sepan tocar de verdad, y no aliadas con el computador.
…………Con las influencias de los Pogues, The Specials y The Blue Brothers, pasadas por “la Thermomix” de Madness, el nuevo LP de la banda británica se convierte en un disco imprescindible para la gente que tiene oídos, no orejas. Para cantar en una cervecería frente una buena pinta de cerveza negra, pero sobre todo, para escuchar y disfrutar de la inteligente madurez de un grupo cuyos problemas los exorcizan de la mejor forma posible: creando once temas más dos ‘bonus tracks’ cojonudos. Ya saben, la locura ha vuelto. ¡Viva la retaguardia!

4 comentarios

  • Responder noviembre 11, 2012

    martin

    Juan, te lo resumo en una frase, “El diablo sabes más por viejo que por diablo”, esa es la esencia de los Madness, y me encanta leerte, cuando realmente te apasiona un grupo, se siente ese sentimiento en la escritura, y me has convencido en escuchar el disco. Sinceramente te digo que es un discazo, lleno de delicadeza, desde el primer hasta el ultimo, cuidado con mimo; ah y siento que el 2do tema, tiene reminiscencias del pop, pero del bueno, que se infiltran con sonidos mexicanos en la Luna, y el reggae mas denso. Gracias por recomendar este discazo.
    Ahora lo que no entiendo, es como los reseñeros, que tienen a su disposición, cientos de producciones que se fabrican cada año, y solo se fijen en lo que vende y lo que venderá, y yo que apenas y conozco algunas bandas, no se por done entrar, y resulta ser que hay mas en el tapiz que una simple tela de colores.
    PD: Por suerte soy un chico muy libre de prejuicios, y escucho lo que se cruce en mi camino, y no juzgo a nadie, hay temas de este nuevo electropopcito que me agradan y otros no, es el gusto de cada uno, pero lo que bien haria la diversidad de estilos, pero no todo es posible en esta vida. Ah por cierto, soy buen amante del rockanrolero serie Z, pero que no me aburra y sea tan repetitivo y se crean los mas grandes, mejor no cuenten conmigo así de fácil.
    Para la próxima entrada, te estoy preparando muy buen material, de Sudamérica y de Paraguay. Ah y si no fuera por ti y algunas otras webs, no conocería a pollyester o a Clinic (un grupo que me los descubrí recien, y resulta que tienen más de cinco CDs, y el ultimo lanzado este año, ay ay, las reseñas porque no hay nada). Un Saludo desde Paraguay.

  • Responder noviembre 11, 2012

    Bob Robertson

    Muy bueno el disco!! Los Madness nunca decepcionan!! Lo de la prensa musical con este disco no tiene nombre.

    Abrazos Thonnie.

    • Responder noviembre 12, 2012

      Thonnie Jhonnie

      Gracias, amic.

      El disco es grandioso. Robert, tú que eres cinéfago como yo, es como si Clint Eastwood estrena película y no se habla de ello, lamentable.

      Dale un vistazo a la columna de Pablo que, con mucho tino, habla de Madness.

¡Anímate a decirnos que opinas!