Coser y pinchar

2 Shares 2 Shares ×

…………La evolución de la mujer como DJ es, desde hace unos años, cada día más masiva. Esto no responde a una revolución femenina en la artes “deejeísticas” en absoluto. No se dejen llevar por el engaño; esto se debe a la insoportable facilidad de la acción de pinchar. No busquen un discurso machista en mis letras porque no lo hay: cuando hablo de la sencillez a la hora de poner música es porque, gracias a ciertos programas de ordenador y ciertos inventos que sustituyen al equipo de DJ, han conseguido que pinchar sea para tontos, ya sean hombres o mujeres. El mundo está lleno de idiotas y oportunistas. Como ejemplo claro de que hasta un memo puede pinchar con los nuevos equipos de música tenemos al tonto del pueblo nacional: Paquirrín.
…………Cuando empecé a pinchar, a mediados de los años noventa, había pocas mujeres que se dedicaban a poner discos, pero también muchos menos hombres de los que hay hoy en día. En esa época, ser DJ no era como ahora: se era el raro; la gente prefería ser camarero e incluso relaciones públicas. ¿El motivo? Bien sencillo: ser molón. Hasta que ser pinchadiscos (hoy en día sería mejor decir “DJ de clic”) se puso de moda. La hermosa profesión de la cabina tenía unosPinchadiscos valores y unos requisitos que hoy se han perdido. Para ser un buen DJ había que reunir dos habilidades claras y básicas: técnica y cultura musical, y eso ya no existe. El noventa por ciento de los tocacontroladoras musicales no tiene ni lo uno ni lo otro, ya que, por un lado, la controladora simula lo que un equipo sonoro hacía analíticamente a golpe de ratón, y por otro, la cultura musical se ve influida por internet: la gente tiene toda la información disponible en la red, pero no se informa. Obviamente, su cultura es muy reducida y se basa en copiar y pegar de otros DJ. Se ha perdido la personalidad en cabina, y la principal culpa es de los seres que han llegado a una profesión de manera impostada, sean del sexo que sean. Al igual que en Periodismo hay chicas que por tener los ojos azules y la tez morena piensan que van a ser la nueva Sara Carbonero (con eso ya lo dicen todo), en las artes del DJ, tías con escote, una cara bonita y ni puta idea de música ni de técnica piensan que son la panacea sonora por tener a cuatro babosos ‘hipster’ bailándoles el agua, nunca mejor dicho.
…………Pese a que ciertos periodistas musicales buscan la polémica con el machismo dentro de la cabina, no creo que exista de verdad. Pienso que hay una burbuja DJ y mucho idiota sin talento que se aprovecha de las facilidades y de la fama fugaz que proporciona una foto con unos cascos en sus perfiles de Facebook. Para mí, la mujer tiene una sensibilidad diferente al hombre en todos los aspectos culturales y artísticos. Cuando una mujer pincha bien, con cultura musical y la técnica adecuada, es igual de buena que cualquier hombre que haga lo propio. En el mundo DJ, la única diferencia es la que se oye; lo demás no vale. Lo malo es que muchos se piensan que es coser y pinchar.

Sé el primero en escribir un comentario