Kama Sutra Blues

2 Shares 2 Shares ×

…………Estaba leyendo Donde las piedras son dioses, de Norman Lewis, un libro de viajes por las zonas tribales de la India, escrito en 1991, cuando apenas una frase medio agazapada en un párrafo me golpeó en el centro del pecho: para el hinduismo, la mujer no tiene posibilidad de salvación. Es decir, nunca abandonará la rueda del karma y las reencarnaciones. Eso ilumina, tal vez, la situación de la mujer en India, aun cuando no toda la India es hinduista.
…………Más adelante, el autor describe una visita a una exposición dedicada al Año Internacional de la Muchacha, donde encuentra un estudio del Instituto Tata de Ciencias Sociales en el que se denuncia la práctica de amniocentesis, no para detectar anomalías cromosómicas, sino para determinar el sexo del feto ya en el primer trimestre del embarazo y su consecuencia: de ocho mil abortos posteriores a una amniocentesis, sólo uno correspondía a un feto masculino. Y en la misma exposición puede consultar el trabajo del Dr. Surander Jaitly, de la Universidad Hindú de Benarés, en el que una encuesta a mujeres que habían perdido a un hijo en diversas pequeñas poblaciones de ámbito rural sacaba a la luz que muchas habían perdido hijas pequeñas en accidentes —“se cayó”— pero nunca hijos pequeños, lo que hacía sospechar el infanticidio selectivo.
…………Han pasado más de veinte años desde la publicación del libro, el producto interior bruto de India es superior al de la Unión Europea y se codea orgullosa con otros miembros del nuevo club conocido como “el de los países emergentes”; sus matemáticos, científicos e informáticos están muy bien considerados y está diseñando su propio programa espacial. Pero aún no hace ni tres meses que la noticia de una joven india muerta tras una violación colectiva en un autobús dio la vuelta al mundo. Tras ella, salieron a la luz multitud de casos similares y, lo que es peor, la poca o nula disposición de la policía india a resolverlos, llegando a burlarse o a vejar a las denunciantes. Cierto es que la violencia sexual y de todo tipo contra las mujeres no es exclusiva de la India, pero su existencia parece poner en duda la explicación habitual que le hemos dado en Occidente en los, por lo menos, últimos cincuenta años. Se atribuye la situación vulnerable de las mujeres, su fragilidad ante la violencia, sus posibilidades de sufrirla, a lo que se ha llamado moral judeocristiana —llegará el día en el que se llame moral judeocristianoislámica— y su actitud represiva frente al sexo, al reducirlo a un mal menor pero necesario en el marco del matrimonio. Es curioso que se olvide que las mujeres griegas o romanas no eran más libres que las hebreas o cristianas; y sí, es cierto que se lapidaba a las adúlteras en la Palestina del siglo I d. C., pero también lo es que el castigo a las adúlteras en el Japón del periodo Heian, alrededor del siglo VII d. C., mil años antes de que llegara la moral judeocristiana, consistía en que el marido burlado y otros hombres le eyacularan en la cara en público.
…………No parece que la represión sexual fuera problema en la India clásica. Al menos eso fue lo que se pensó en Occidente cuando Sir Richard Burton tradujo el Kama sutra, el tratado erótico más famoso del mundo, en 1883, en plena era victoriana, en la que se forraban las patas de las sillas para disimular su aspecto fálico. El impacto lo produjeron más las miniaturas que acompañaban al texto, mujeres vestidas solo con sus joyas ofreciéndose a hombres con turbante desnudos de cintura para abajo, que el propio texto. Se produjo una confusión icónica y aún hoy en día se confunde el Kama sutra con un catálogo de posturas sexuales más o menos exóticas. Sin embargo, escrito por Vatsiavana, un erudito religioso, en el periodo Gupta (240-550 d. C.), el Kama sutra no era un libro profano, sino preceptivo: explicaba la manera correcta de hacer el amor en el marco del matrimonio, como una manera de alcanzar la plenitud en el ‘kama’ o placer sexual, uno de los objetivos del hinduismo. Tal vez por ser una cultura más cercana a la imagen que a la letra, la confusión persistió y, cuando unos ochenta años después de la traducción de Burton, otros cuatro caballeros británicos redescubrieron la India, el Kama sutra se tomó como modelo para lo que se llamó Revolución sexual, cuyo objetivo era liberar a la mujer del yugo de la famosa moral judeocristiana. Nadie se planteó que, más de mil quinientos años después de publicarse y, en teoría, leerse el Kama sutra en India, la situación de la mujer india no era mejor que la de la mujer occidental. ¿Por qué?
…………Siguiendo a Lewis, lo acompañamos en su visita al Templo del Sol de Konarak, famoso por sus bajorrelieves eróticos, donde se representan múltiples variantes de la cópula, tanto en pareja como en grupo. Sin duda, sorprenden a cualquier visitante occidental, pero su significado es puramente religioso. Al parecer, estas representaciones florecieron entre los siglos X y IX d. C., aproximadamente. Las protagonistas de las mismas se conocen como ‘devadasis’ o Servidoras del Dios. Se cree que practicaban la prostitución ritual con los peregrinos que acudían al templo, aunque está en discusión. Lo que sí se sabe es que el sexo que practicaban tenía carácter sagrado y se decía de ellas que estaban casadas con el dios. Con gran sagacidad, Lewis señala que estas construcciones son contemporáneas de las grandes catedrales europeas y, por más que fuese chocante encontrar los bajorrelieves de estos templos en aquellas, en realidad están más próximas al arte románico y gótico de lo que parece, gracias a su estereotipia y su repetición de motivos, que deja muy poco margen de libertad al artista que las produjo. Además, ambas representaciones artísticas persiguen el mismo objetivo: instruir a los fieles en el modo correcto de honrar a la divinidad del templo. Lo que no dice Lewis pero digo yo es que también entonces, en Europa, entre el X y XI siglos d. C., había mujeres relacionadas con el culto que eran conocidas como Siervas del Señor y estaban casadas simbólicamente con Él. En su caso, tenían vedado el contacto sexual. ¿Qué diferencia hay, al cabo, en el resultado de ambos caminos?
…………Muy poca. La violencia sexual, doméstica y de todo tipo que sufren las mujeres es universal y tal vez no se deba al camino propuesto sino al punto de partida: si la mujer no es digna de salvarse, o es apenas un apéndice del varón —véase una costilla—, si no es sujeto de su propia condición sino objeto, si no le está permitido decidir qué desea, qué le gusta y cómo quiere vivir su sexualidad, el resultado siempre será el mismo, con o sin castidad, con o sin Kama sutra: chiquillas tiroteadas camino de la escuela, jóvenes asaltadas sexualmente en autobuses, mujeres maltratadas en casas de acogida, remedos del castigo japonés a las adúlteras en películas porno.

3 comentarios

  • Responder febrero 20, 2013

    Kike Zelimendiz

    Magnífico artículo. No se puede decir en tan pocas líneas ni tanto ni mejor ni tan claro. Enhorabuena.

  • Responder junio 5, 2016

    Hyton

    stilnox generic zolpidem tab 10mg buy ambien overnight delivery ambien for sale no prescription. do i need a prescription for ambien ambien generics buy macrobid ambien treatment . zolpidem 10mg ambien medication . ambien hours zolipdem where can i buy zolpidem tartrate ambien without a rx generic brand for ambien where can i buy zolpidem

¡Anímate a decirnos que opinas!