Se acabó la huelga

1 Shares 1 Shares ×

…………El mundo puede cambiar de un día para otro; y no me refiero a la aceleración de la época actual, ni tan siquiera a las coyunturas particulares que sacuden de vez en cuando los cimientos de nuestra vida como individuos, dejándonos felices y vulnerables o rotos por dentro. Aludo a las peripecias que perturban a la humanidad en su conjunto, alteraciones repentinas de la situación a causa de un episodio inesperado; un destello fulminante que nos ilumina y al punto deja a oscuras la farándula terrestre.
…………Jean Baudrillard, el filósofo de los simulacros que nos invitó a olvidar a Foucault, afirma en Power Inferno que hemos tenido muchos acontecimientos mundiales, pero “un acontecimiento simbólico de envergadura mundial, es decir, no sólo de difusión mundial, sino que ponga en jaque la propia mundialización, ninguno”. Se refiere, no hay duda, al atentado del World Trade Center, con el que se acabó la huelga de acontecimientos de los diez años anteriores y que aglutina en sí todos los que nunca tuvieron lugar durante los mismos. El escritor Macedonio Fernández, de quien Baudrillard obtuvo la conjetura de dicha huelga, sonreiría por su concordia de pareceres si aún contase con aliento argentino para componer estrofas.
…………Este ensayo supone el desarrollo por extenso de las ideas que el pensador plasmó en un artículo para Le Monde, y cuenta además con otro publicado unos días antes del asalto a suelo iraquí. Su interés es desgajar el 11 de Septiembre “de la ola de intoxicación moral y política” que lo ha sumido en ella desde entonces, y devolverle su peso simbólico.
…………Discuto a Baudrillard de forma irremediable en determinadas cuestiones sobre el ámbito posmoderno, pues juzgo que exagera, si bien lo hace de un modo atractivo a la guisa de Nietzsche, no únicamente en su gracejo divulgador, sino incluso en la complejidad de su obra. Sin embargo, he de admitir el excelente ojo analítico que gasta en Power Inferno, y me aflige que falleciera casi seis años atrás, pues quién sabe lo que diría de los acontecimientos de hoy, de la miseria que nos ha traído hasta aquí, a la bancarrota económica y moral, y de los próximos, simulacros o no, de la farándula terrestre.

César Noragueda

Director del diario. Crítico cinematofágico y articulista un poco protervo. Bibliófilo y racionalista beligerante: cuidadito conmigo, charlatanes.

Sé el primero en escribir un comentario