House, el cínico del corazón roto

0 Shares 0 Shares ×

…………Dentro de la primera década del siglo XXI, con la HBO en su plenitud, con otras cadenas, por cable o más generalistas, compitiendo con ella a veces de tú a tú, está claro, y es ya hasta repetitivo, que la ficción televisiva estadounidense llegó a unas cotas de calidad, profundidad conceptual, audacia formal y personalidad autoral equivalente o superior a las mejores películas de su industria. Los Soprano había transformado por completo el paisaje en 1999, y otros muchos creadores y guionistas, siguiendo la estela de David Chase, recogieron la cosecha estética de los años noventa y la llevaron mucho más allá de lo que habría cabido imaginarse. De pronto la televisión parecía capaz de hacer arte. Y lo hizo. En 2001 nacía A dos metros bajo tierra. En 2002 aparecía The Wire. En 2003, Deadwood empezaba a salpicar la pantalla de sangre. Todas ellas, sobre todo las tres primeras, comentadas y alabadas desde entonces hasta hoy. Con este panorama de efervescencia creativa, la aparición en 2004 de House M.D., de la cadena Fox, pergeñada por David Shore, se saludó como un triunfo más, pero a la sombra de otras grandes conquistas. Un triunfo sobre todo de diálogos y de irreverencia por parte de su personaje central, el cínico por excelencia, un médico cojo, travieso, brillante, rebelde, juguetón, anárquico, existencialista.
…………Es una serie de las llamadas procedimentales. Es decir, en todos los capítulos, o en casi todos, como si fuera una serie de detectives, hay un caso que desentrañar y que resolver. En House M.D., claro, es un caso médico, y como si de un crimen se tratara, el equipo dirigido por el genio loco se pondrá manos a la obra para descubrir al criminal (la enfermedad o problema físico que está matando a su paciente o pacientes), muchas veces transgrediendo las más esenciales normas médicas o incluso la ley. En ese sentido, es una serie como hay bastantes otras, y cuando comenzó su andadura, muchos aplaudieron un planteamiento tan original y hasta subversivo. Con el paso de las temporadas, aunque se fue volviendo una serie mucho más compleja, el impacto de este planteamiento, por lógica, fue menor, y la serie, aunque muy seguida en todo el mundo, recibió mucho menos atención de la crítica. Sin embargo, y a pesar de sus limitaciones, la grandeza de esta serie consiste en verdad en lo constreñido de su narrativa, siempre encorsetada en un caso por episodio, y en su asombrosa capacidad para establecer una visión del hombre y del mundo con tan pocos elementos. No es la amplitud visual o temática lo que hace grande una creación, sino sus variaciones dentro de una forma autoimpuesta y tan limitadora.
…………Y no es mi intención poner a House M.D. a la altura de las impresionantes Los Soprano, The Wire o Deadwood. Esas tres obras maestras son, por ahora, la cumbre del siglo XXI, y no sólo de la televisión. En sus temas, en sus hallazgos conceptuales, en sus vastos repartos, en lo que significan de empuje estético hacia el futuro, la serie protagonizada por Hugh Laurie no puede competir con ellas. Pero no tiene nada que envidiar en la riqueza de sus diálogos, en su negrura existencialista, en su arrastre emocional y, sobre todo, en el personaje central, tan complejo, icónico y fascinante, o quizá más, que Tony Soprano, Al Swearengen, Omar Little o Stringer Bell. Un personaje que Laurie borda con aparente pasmosa facilidad, cuando está repleto de aristas psicológicas muy difíciles de sortear y de componer, y que es mucho más que una versión moderna de Holmes (con quien comparte genialidad, aridez emotiva, adicciones y hasta un Watson, el afable John Wilson) o que una original serie médica. Es una radiografía del alma y la mente humanas, aunque sea un alma tan retorcida, atormentada, y una mente tan indestructible, indescifrable. Sus ciento setenta y siete episodios son ciento setenta y siete escalones hacia la clarividencia y el autoconocimiento como vehículos para soportar el dolor de la vida.
…………El creador del personaje y verdadero alma de la serie es el canadiense David Shore, un antiguo abogado transformado en guionista, responsable de los guiones de algunos de los mejores episodios de la serie, y que encontró en Gregory House la cristalización de todas sus obsesiones. No es casualidad que cuenten que él y Hugh Laurie son dos de los hombres más cultos e iconoclastas de su generación (nacieron con menos de un mes de diferencia en el año 1959) y quizá fuera el destino lo que tenía que unirles y así dar a luz a esta joya de la televisión. Una joya que, al contrario de lo que pudiera parecer, no tiene piedad ni con el personaje principal ni con el espectador, proporcionando con cada capítulo una buena dosis de sufrimiento y de desesperación no reñidas con cierta esperanza, cierta dignidad, como una catarsis en la que cualquiera puede reflejarse en su amorfa humanidad. Quizá por eso conectó inmediatamente con el gran público. Y al poco cuidado y hasta fallido aspecto visual de la primera temporada le siguió un refinamiento cada vez mayor en su sutil y transparente puesta en escena, en su fotografía y en su aspecto sonoro, hasta alcanzar una estilización cercana a la abstracción. Perdiendo quizá en impacto pero ganando en madurez para contarnos los infiernos de la soledad y la autodestrucción definitivas. No solo físicas, sobre todo morales.
…………Cada episodio final de temporada era una pequeña obra maestra que trataba de superar la del año anterior. Todos ellos rompecabezas emocionales en los que se indagaba con mayor fuerza que nunca en la bifurcada y cada vez más rota mente de House, enfrentado a problemas insolubles que le afectaban a él directamente (los motivos de su cojera, su miedo a la soledad, su deseo truncado por Lisa Cuddy, su enorme egoísmo debido al cual muere la compañera de su mejor amigo, su incapacidad para distinguir realidad y ficción debido a las drogas, su brutal autoaniquilamiento y autoaversión), pero mi preferido es el episodio dos de la segunda temporada, en el que una jovencísima paciente de cáncer terminal sufre alucinaciones y en el que House sólo hablará con ella para darle fuerzas y poder continuar, y que concluye con el doctor adquiriendo su totémica moto, sonando de fondo el Beautiful de Elvis Costello, circulando a toda velocidad por una existencia que no admite individuos tan brillantes.
…………En los ojos de Hugh Laurie, tras la visera del casco, sólo se ve una cosa: un mar de soledad.

Adrián Massanet

Agitador del diario, anarquista, insurrecto, subversivo y aprendiz de bohemio. Puedes leerme en Twitter si acepto tu petición.

32 comentarios

  • Responder octubre 22, 2012

    Josef Bretones

    [ESPÓILER]

    Mi momento preferido, el capítulo final de la quinta temporada (‘Ahora los dos lados’), cuando Gregory House se sabe derrotado y decide ingresar voluntariamente en una clínica psiaquiátrica. Mi particular podio lo completan el penúltimo de la cuarta temporada (‘La cabeza de House’) y el primero, que es doble, de la sexta temporada (‘Roto’), en ese orden.

  • Responder octubre 22, 2012

    predicador

    Nunca me gustó mucho esta serie; demasiado reiterativa, aunque esa fuese su intención. Además, soy algo hipocondríaco (con los años, gracias a Dios, menos) y las extrañas enfermedades descritas me acojonaron un poco. Tal vez la retome más adelante, quién sabe…

  • Responder octubre 23, 2012

    martin

    Ya creo que mencionaste en tu Bitácora personal, la admiración que tienes hacia a House, y no me contemplare a decir nada sobre ello, ya que a veces seguía la serie, y a diferencia de muchos, el personaje que mas me gusto era Chase, por sus contraste sobre todo; se me hacia repetitiva, pero resurgía a través de diálogos sobre la vida, y es eso lo que pienso que te llama mucho, o sea pienso que te identificas mucho con House, pienso yo a lo mejor me equivoco.
    Una vez, mencionaste, que la televisión en EE.UU, esta pasando por su edad dorada, y no es quería darte la razón, pero si, esta encontrando un hueco en la gente, que busca lo quiere, y las cadenas están apostando por series trasgresoras, o con nuevos conceptos, aunque nunca acierten. Tanto las cadenas como Fox, Abc, Nbc o Cw, ofrecen productos de buen entretenimiento, aveces mejores de lo que pasan en el cine, y otras de cable como HBO o Showtime, que quieren dar algo distinto, debido a que tienen un publico asegurado, y así los canales ofrecen cada día ofertas entretenidas y grandes obras, véase Breaking Bad.
    PD: No se si nunca lograste ver Homicidios, basada en uno de los libros de David Simon, que también fue productor, te recomiendo si la consigues, es muy interesante lo que ya proponía Simón, y otra medio olvidada es Turno de Guardia, que paso muy desapercibida en Latinoamerica, muy buena, algo pesada, pero buena; y ojala la televisión nos siguan brindando buenas series.
    Un saludo Adrian y un fuerte apretón de manos.

    • Responder octubre 24, 2012

      Adrián Massanet

      No es que mencione yo que la tele está en una época dorada. Lo dice todo el mundo.

      No he visto ‘Homicidios’, pero le tengo ganas. No hay tiempo para todo.

      ¡Un saludo!

  • Responder octubre 24, 2012

    fernando

    Esta serie fue un shock para mi, descubrir algo que ya sospechaba (que el mundo apesta…) de una manera tan clara y cruel, a los ojos de un personaje que era capaz de ver una verdad que se me escapaba, aprendiendo yo como poner las piezas de la sociedad en su lugar, un verdadero modelo si queria conocer realmente la realidad. En lo particular las temporadas intermedias (5 y 6) esa transición de House de hacerse “mejor persona” lo sacó de su normalidad se veia un tanto incómodo, y con el claro toda la serie. A mi desde entonces he visto mas series y, aunque no recuerdo un personaje mejor (un hannibal quizas, el joker de ledger) si me convencí de que la serie terminó siendo inferior a él, de lo gigante que era. Caps favoritos tres historias, Broken, y la 4ta temporada entera el reality fue una idea increible!

  • […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos House, el cínico del corazón roto lacolumnata.es/cultura/el-canon-del-revolver/david-shore-…  por Rompeuralitas hace 6 […]

  • Responder octubre 27, 2012

    Wenzyl

    Antes de entrar en harina, me gustaría puntualizar que me gusta House. Es una serie divertida, punto justo para ser dramática y mainstream. Para provocar muchas pajas, vender muchos libros y hacer arder a Megaupload.
    Siempre con todos mis respetos, quiero expresar la vergüenza ajena que he sentido al leer semejante amalgama de frases subordinadas, tópicos y clichés, contradicciones y reiteraciones que insultan la inteligencia de cualquiera. Admitir que no es algo nuevo, los posts de BlogDeCine de Massanet eran más divertidos que un comic de Mortadelo y sus balbuceos sobre el mundo del audiovisual solo son comparables a las ¿críticas? de James Wallestein (http://dimensionfantastica.blogspot.com/).
    Empecemos con la tarea de Jack el Destripador, como originalmente señalas.
    Decir que la televisión se hizo arte con la HBO es el gran discurso pedante de los nuevos tiempos. Entiendo que quieras subirte al carro, pero hay vida (y mucha) antes de que una cadena decidiera hacerse elitista e incluir entre sus combates de Boxeo un entretenimiento de tanta calidad. Pero Los Simpson ya eran arte, Twin Peaks ya era arte, Alfred Hitchcock Presenta… o incluso Historias para no dormir (por decir algo patrio, aunque entiendo que para tener una columna nerd en estos tiempos este vetado hablar del audiovisual hecho en España) ya eran arte. Lo que pasa es que como no hay bola de nieve que hable del mundo preHBO, ¿para qué hacerlo yo? ¿Acaso no soy más que uno de los 5.323.354 bloggers que hablan una y otra vez de LO MISMO? Pues eso. Saquemos el abanico de tópicos.
    Me encanta el momento paja mental de decir los títulos de las series en versión original y en castellano, mezclándolos con alegría. Uno en inglés, otro en español. A mi también me pasa eh. Soy de los que prefiere decir Six Feet Under y no A dos metros bajo tierra. Pero si estoy enumerando intento decirlo todo o en inglés o en español. A mí esto me lo enseñaron en el colegio. Sobretodo si tu idea es articular un discurso elegante. Pero no. Metamos un lenguaje aparentemente sofisticado que intente camuflar la evidente verdad: me he puesto a escribir sobre House porque me mola la serie pero no tengo ni idea sobre que decir.
    Meterse punto por punto en tu ¿disección? es un suicidio.
    Intentemos obviar que catalogues al mismo tiempo de anárquico y de rebelde a un tío que entiende y domina con soltura una cadena de mando perfectamente definida en la que solo Cuddy está por encima de él y él opera con sus peones. Pero bueno, que más da. El caso es poner adjetivos juntos que parece que hablen de algo.
    Luego el absoluto caos de contradicciones y atropellos que cometes. “Trasgrediendo las más esenciales normal médicas o incluso la ley” “un planteamiento original y HASTA subversivo” ¿Quieres decirme que si soy muy original me volveré subversivo? Aunque debo rescatar mi preferido: “transparente puesta en escena, en su fotografía y en su aspecto sonoro, hasta alcanzar la abstracción”. Entiendo que soy un ser humano limitado, con solo seis años de formación en artes audiovisuales, asi que desde tu atrio de grandeza ¿podrías explicarme que significa exactamente que la foto y el sonido son transparentes? ¿Qué no puedo notarlos de lo buenos que son? ¿Y entonces, gracias a esta sutileza perfeccionada se vuelven abstractos? Alomejor tenemos conceptos diferentes, pero, ¿me podrías explicar que es la abstracción para ti?
    No me gustan los comentarios largos y debo pedir disculpas por este mío. Iré terminando. mencionar brevemente lo que señalas como las obras maestras cumbres del siglo XXI. Siempre de tu cosecha: crear ídolos cual pueblo judío vagando por el desierto, y amarlos por encima de todas las cosas cual fundamentalista religioso. Disculpa mis limitaciones como ateo, pero no logro entender que significa exactamente que “no son solo obras maestras de la televisión del siglo XXI”. ¿Quieres decir que supera a cualquier obra de arte del mundo? ¿Eso incluye, por ejemplo, los últimos cuadros de Antonio López? ¿Me estas diciendo que en los escasos años de siglo XXI ya eres capaz de decir cuales son las tres obras maestras del ARTE?
    Por supuesto, mencionar la frase lapidaria con que acabas. Que pretende quedar sentenciosa, pero como en ningún momento has analizado al personaje (has preferido decir cosas sin ton ni son para que suenen profundas) la única respuesta posible es entonar un sonoro ¿Pero qué ha sido esto? Por supuesto no hablas de la construcción del personaje. Ni de la interrelación con los secundarios. Ni de cómo afectan avatares externos (actores que deciden irse, huelgas de guionistas) a seguir creando una serie sólida. Ni de lo que supone House para el subgénero “series de médicos”. Pero no importa. Seguiré leyéndote y llevaré a mis clases de crítica cinematográfica tus “criaturas” para intentar que en el futuro, casos así no se repitan.
    Saludos y gracias.

    • Responder octubre 27, 2012

      Adrián Massanet

      Massanet habla y sube el pan.

      Ayyy, que llevaba yo mucho tiempo sin recibir comentarios como este. Aburren lo indecible, y no se echan de menos, pero de cuando en cuando caen. Digo yo: ¿usted no tiene otra cosa que perder el tiempo primero leyéndome y luego escribiendo semejante ladrillo en el que critica, o cree criticar, aquello precisamente de lo que usted adolece?

      No me tiembla la picota ni un instante si afirmo que es el comentario más chorrudo en todos mi años de articulista.

      No me gusta demasiado que me alaben en los comentarios, y me gusta bastante que disientan de mí en buenos términos. Pero lo de usted es una oda a eso que Noragueda llama “la osadía del ignorante”. ¿Está usted estudiando Audiovisuales, y con el objetivo de llegar a ser alguien en esa industria? Que el diablo nos coja confesados.

      Me he topado con muchos como usted, que exigen explicaciones o matizaciones en virtud a no sé qué derecho o mérito. Que no saben ni poner las comas ni lo que es un espacio entre palabras pero con más mala uva que ideas pide explayarse porque lo que lee no lo entiende, ni lo quiere entender.

      Si me leía en ‘Blog de Cine’ y no le gustaba, ¿qué hace usted leyéndome y comentándome aquí? No sea usted masoca, buen hombre, o buena mujer, dedique su tiempo a cosas más productivas, si es que las puede encontrar.

  • Responder octubre 27, 2012

    Wenzyl

    En primer lugar te pido que no me hables de usted. En serio, somos jóvenes ambos. Incluso tuvimos la suerte de conocernos. No hace falta. El respeto poco o nada tiene que ver con usar “usted” en vez de “tú”.
    Estudié audiovisuales y sigo formándome sí. Pero ya trabajo en audiovisual “de verdad”, pese a haber tenido mi época en blogs y demás. Bonitos años. Espero entonces que haya rezado a sus dioses si espera al diablo venir.
    Me encanta el uso de chorrero en tu comentario. Apunto he estado de pasarte un link a la RAE, pero mejor evitar que tengas que editar todo el comentario para que el propósito punzante no se diluya con tu siempre puntera retaila de adjetivos.
    Al montón de preguntas sin responder (por supuesto, es como pedirle al Papa explicaciones sobre esa serpiente que habla en el Génesis) solo añado esta. ¿Qué necesitas que te explique de mi comentario? ¿Qué no has entendido? Gustoso te pido disculpas por lo que te haya resultado “demasiado denso”.
    Y por supuesto, no tuve ocasión de decirte cuanto siento que te echaran de BlogdeCine. Pero bueno, dos y dos son cuatro, Caviaro y compañía debieron querer sacarse los ojos en un momento dado.
    Ya solo que te catalogues de articulista pone de relieve cuan mal esta la prensa relacionada con el cine en este país.
    Entiendo que no retengas los comentarios cuando la ira pueril se apodera de ti, pero ya dije claro en mi primer comentario que el humor siempre me ha gustado. Y creeme, hay pocos sitios que hablen del audiovisual con tanto humor como lo haces tú. En serio, prueba Dimension Fantástica.
    Gracias por leerme.

  • Responder octubre 27, 2012

    Adrián Massanet

    ¿Mi ira pueril? ¿A mí me echaron de ‘Blog de Cine’?

    Siga usted en su mundo.

    ‘Chorrudo’ me lo he inventado, claro. Recurrir a la RAE es digno de los que no tienen otro argumento. Por cierto, que ahí seguro que puede usted observar que no es “retaila”, sino ‘retahíla’, pero no se puede pedir nada a quien escribe comentarios como el suyo.

    Si trabaja usted en el audiovisual, lo siento por todos nosotros.

    Yo le leo porque creo que es mi obligación leer todos y comentar todo los que pueda, no por otra cosa.

    Pero, insisto, siga usted en su mundo.

    • Responder octubre 27, 2012

      Wenzyl

      Es verdad. Se me ha colado lo de retahíla, pero bueno, si te inventas las palabras supongo que tampoco te importará mucho ;)
      Gracias por avisarme de la errata.

      Chorrudo significa que tienes chorra. Chorra significa suerte. Alomejor querías relacionarlo con “chorrada”. Como ves, tampoco tiene sentido en tu comentario pero bueno. ¿Cuál de tus artículos lo tiene?

      Te vuelvo a pedir que no te enfades, que yo seguiré en mi mundo, mientras en el tuyo de fantasía te crees articulista (de los que hablan de usted, eh!, de los buenos).

      Podemos hablar de chorradas y chorrudos en tus “condescendetes contestaciones” o puedes contestarme a mis preguntas. Como tú veas, chato.

  • Responder octubre 27, 2012

    Gon

    No puedo estar mas de acuerdo cn Wenzyl. Este articulo no habla de nada. Yo sí que no voy a perdr mas el tiempo leyendote.

    • César Noragueda
      Responder octubre 27, 2012

      César Noragueda

      Es lo que tiene escribir desde la misma IP que Wenzyl. Así es difícil no estar de acuerdo.

  • Responder octubre 27, 2012

    Gon

    Es lo que tiene tener compañero de piso que te pasa los “mejores artículos de la web”

    • César Noragueda
      Responder octubre 27, 2012

      César Noragueda

      Claro. Pues esperad, que voy a llamar a mi portera para que me dé apoyo moral y os conteste.

  • Responder octubre 27, 2012

    Wenzyl

    Jajajaja. Joder Gon, y todavía tengo que pasarte los de Blog de Cine: “Peter Jackson sí” “Peer Jackson No”

  • Responder octubre 28, 2012

    Wenzyl

    Buenas tardes.
    Te escribo de nuevo para preguntarte por las dudas respecto a tu ¿artículo? que con tanta profesionalidad de articulista experimentado ayer olvidaste por completo. Pero bueno, mientras hables de usted en tu mundo puedes seguir siendo un pro(fesional).
    Las dudas de ayer:
    ¿En más de medio siglo de comunicación para masas a través de Televisión no catalogas nada de “arte” hasta la HBO? ¿Nada?
    ¿Te parece correcto enumerar los títulos de series mezclando inglés y español al tuntún?
    ¿House te parece rebelde y anárquico? Entiende que soy una persona limitada, ¿podrías explicarme esto mejor?
    Lo de “un planteamiento original y HASTA subversivo” ¿Quieres decirme que si soy muy original me volveré subversivo?
    Lo de “transparente puesta en escena, en su fotografía y en su aspecto sonoro, hasta alcanzar la abstracción”¿podrías explicarme que significa exactamente que la foto y el sonido son transparentes? ¿Qué no puedo notarlos de lo buenos que son? ¿Y entonces, gracias a esta sutileza perfeccionada se vuelven abstractos? ¿Me podrías explicar que es la abstracción para ti?
    ¿Podrías matizarme eso de que estas series de la HBO son lo mejor de todo el arte?
    En serio, son solo dudas hombre. Pido disculpas si ayer soné ofensivo, es que de verdad me gusta mucho House y esto se me caía por todas partes. Intento mantener un diálogo cordial.
    Las dudas de hoy:
    ¿No decías en tu blog que House era la mejor serie? Aquí dices que las de la HBO las superan. ¿Podrías explicarme esto?
    Pones en duda mis capacidades en del audiovisual en base a tres comentarios en los que solamente intento que me expliques lo que yo considero incoherencias. Créeme, posiblemente se deba a que soy un ser inferior, pero te pido que me orientes un poco.
    Además, ¿no te da un pelín de vergüenza decir que sientes por todo el mundo que trabaje en el audiovisual? Desde tu punto de vista podría ser Sánchez Arévalo, ayudante de cámara en Castilla la Mancha Televisión, acomodador en un cine, periodista en la revista Empire o alomejor has visto ya alguna pieza mía (y te gustó y todo). Pero, oh Massanet, ¿qué es lo fácil? Intentar justificarte y hacer valer tus artículos o encabritarte con los que ponen en duda tus capacidades escribiendo un post? (Sin ira pueril, eh) ;)
    Como siempre, gracias por leerme. Y por adelantado disculpas por las comas o tildes que se me puedan haber escapado ;)

    • César Noragueda
      Responder octubre 28, 2012

      César Noragueda

      Para, por favor, muchacho audiovisual; que al leer que tu interés es “mantener un diálogo cordial” y no atacar directamente al autor del artículo hable de lo que hable y diga luego lo que diga, a mi portera le ha dado un ataque de risa, ahora no se le va el hipo y así no hay quien cotillee disimuladamente.

      • octubre 29, 2012

        Wenzyl

        Pero como va esto ¿rollo mafia? ¿enviando lacayos y tal? ¿hay que pasar por el gorila para llegar al padrino? No me extraña que la portera se este meando de la risa, ver convertido el post en un capítulo de Los Soprano tiene su gracia.

        Bueno, en el caso de que seas su ayudante hazle llegar mi mensaje (básicamente puedes copiar el último comentario) y si te contesta, házmelo saber. No olvides recordarle que siento los comentarios hirientes de mi primer comentario.

        ¡pero si hasta me ha dedicado un post en el que soy un bicho enorme y él una princesa tetuda!
        http://cuadernoaudiovisual.wordpress.com/2012/10/28/por-que-no-permito-comentarios-en-mi-blog/

      • César Noragueda
        octubre 29, 2012

        César Noragueda

        Habló de “rollo mafia” y de “lacayos” el primero que, supuestamente, ha traído aquí a alguien más que a sí mismo. Y a mí no me envían ni me traen, tiro listo; yo estoy aquí siempre. ¿Y por qué estoy aquí siempre? Pues la respuesta a eso tiene que ver con el hecho de que el mismo Massanet ya haya mencionado lo de “la osadía del ignorante”. Así que gracias, muchacho audiovisual, por confirmarnos que está en lo cierto: http://lacolumnata.es/politica/el-curioso-impertinente-politica/periodismo-una-casa-de-putas.

      • octubre 29, 2012

        Wenzyl

        Hola de nuevo.
        Sí, es cierto que le pasé el link a mi compañero pero de ahí a que tú me contestes por Adrian hay un trecho, chato. Sí: simplemente eres en centinela, pero por dios, un poquito de decoro y profesionalidad por parte del autor, que dice no querer perder el tiempo con estas pamplinas y luego escribe un post en su blog con princesas.

        Se que es infinitamente más sencillo decir que los comentarios punzantes son trolls, ignorantes, suertudos o demás ristra de tópicos. Pero por dios, si solo Adrian ha visto alguna vez un trabajo mío y seguramente ni se acuerde. ¿Qué forma tan patatera de juzgar a la gente tenéis aquí?

        Es que me parece que se va de lugar la conversación: yo solo quiero que tu jefe me conteste a mis preguntas y entablar conversaciones a ritmo de botellines en cafeterías. Me sigue pareciendo infantil que me llames ignorante cuando solo estoy poniendo las cartas sobre la mesa. Pero bueno, es lo fácil, no te preocupes, todos los blogs acaban haciendo lo mismo cuando no saben que contestar.

        Y gracias por el link de tu artículo, ya lo había leído (de hecho he leído casi todo lo que llevas publicado) y estoy completamente de acuerdo contigo. El periodismo es la cosa más pútrida que puedes encontrar en la comunicación para masas hoy día.

        Saludos.

        PD. Necesito que me expliques que eso de un “tiro listo”.

      • César Noragueda
        octubre 29, 2012

        César Noragueda

        Yo no estoy contestando por Massanet porque Massanet no necesita que hablen por él. Yo había entrado aquí para dejar claro de dónde ha salido el tal Gon, y lo demás ha sido tirar del hilo. Pero es que no tengo por qué justificarme a ese respecto: yo, como cualquiera, comento donde me place, y más si me place aquí.
        ¿Que qué forma tan patatera tenemos de juzgar a la gente? Mira, muchacho audiovisual, en este diario no estamos para tonterías más que en la sección humorística, y está más claro que el agua que tú has entrado aquí para atacar, no para mantener un diálogo cordial y contraponer puntos de vista; y si crees que ahora vas a convencer a alguien de lo contrario, o eres un ingenuo o crees que los ingenuos somos los demás, y no, fíjate, que algunos ya tenemos más debates a las espaldas que pelos en la cabeza.
        Otros han disentido de las opiniones que hemos expresado, pero lo han hecho con buenos modales, que en ti brillan por su ausencia, y se les ha contestado del mismo modo. Tú te plantas aquí, atacas y desprecias ¿y pretendes que te den explicaciones sobre algo o incluso hacernos creer que es eso lo que te interesa? ¿Estás de broma?

        PD.- Si quieres saber qué es un tiro listo, busca en Google, anda, que no cuesta tanto.

  • Responder octubre 29, 2012

    Wenzyl

    Buenas tardes,
    se que le has cogido cierto gusto a llamarme muchacho, pero ya son algo más de tres décadas viviendo y me resulta divertido (aunque sigo prefiriendo el “usted” del jefe).

    Es curioso que te resulte tan insultante que mi compañero opine y tan normal que tú “tires del hilo” hasta el aburrimiento apelando a todo lo que te place. Me parece más inteligente mandarme a tomar por culo con unas contestaciones que me dejen en el sitio en vez de intentar evadirme defendiendo vuestro honor (a lo novela de Pérez Reverte). Sobretodo si lo que pretendéis es construir un periódico alternativo que este por encima de toda esa morralla de público (que manía con insultar a la mayoría tenéis) que se supone que represento. Pero bueno, tú al ser el padre creador entiendo que también quieras cuidar y proteger a tu rebaño.

    Ya veo que nada de contestaciones entonces. Bueno, en algún momento guardé esperanza. Comprendo que en ese mundo paralelo que mencionaba tu jefe antes eres capaz de preguntar “¿Que qué forma tan patatera tenemos de juzgar a la gente?” para luego no decir nada, solo que “sois muy serios y estáis muy ocupados”. Yo ni te he juzgado a ti, ni a tu jefe, solo he dicho que me parece fascinante lo que ha escrito en el post.

    El objetivo de mi comentario era poner de relieve no mi desacuerdo con las opiniones de Adrian (de hecho, a los dos nos gusta House y la HBO) sino el hecho de que sea un artículo hueco y contradictorio. Una bomba de humo que lo mezcla todo y no dice nada.
    Estoy sorprendido por vuestra reacción, cuando yo escribía los comentarios hirientes eran pan de cada día y hay que saber lidiar con ello y poder defender en lo que trabajas.

    En fin. Luego llegará un día en dos semanas o tres meses, si es que el blog os dura tanto, que vuelva a escribir (tendrá que ser con otro nombre claro, ya que con esta falta de profesionalidad y pelos que tenéis pasareis de mi) eliminando los comentarios hirientes para su merced, y de nuevo seguro que las contestaciones son nulas. Again.

    Pero bueno…¡Felicidades! Es mi último comentario, ya podéis descorchar el Freixenet que teníais para cuando llegarais a las 100.000 visitas o comentar diciendo que mi madre es un ser despreciable, o que internet está lleno de garrulos (algunos incluso escriben sobre House) o cualquier otro tópico e insulto gratuito que mantenga sin mácula vuestro buen nombre.
    Cualquier cosa que evite tener que dar explicaciones NOS VALE.

    Saludos.

    PD. Joder, no recordaba que el buitre de Peter Pan se llamara así. Gracias ;)

    • César Noragueda
      Responder octubre 29, 2012

      César Noragueda

      Que sí, muchacho audiovisual, que sólo a ti te llamo “muchacho”; porque tú lo vales.
      Y no soy yo quien tendría que querer contestar a tus preguntas sobre el artículo: yo-hablo-por-mí-mismo.
      ¿Y a qué “jefe” te refieres? ¿Dónde he dicho que me resulte insultante que tu supuesto compañero opine? ¿Quién está defendiendo su honor? ¿Quién ha insultado a la mayoría? ¿Y quién te ha dado a ti el título de representante de qué mayoría? Desvarías, y sigue lléndosete la fuerza y la razón por la boca: aquí se nos han presentado otros con el mismo tonito, se ha discutido igual y, cuando han vuelto a escribir comentarios en otro artículo con buenos modales, se les ha respondido con esos mismos modales. Y no eliminamos los comentarios de nadie salvo el espam, ni se habla de la madre supuestamente despreciable de nadie ni se ha dicho que internet esté lleno de garrulos. Sigues desvariando y nos atribuyes mezquindades absurdas que no han tenido lugar.
      No obstante, si vuelves por aquí, lo cual no resultaría ninguna molestia si fuese con cordialidad, disintiendo o sin disentir, ¿de veras crees que no vamos a saber que eres tú porque pase el tiempo y comentes con otro nombre?
      Y por cierto: no es de ‘Peter Pan’, sino de ‘Robin Hood’, tiro listo.

  • Responder noviembre 11, 2012

    Felipe Perea

    Hola Adrián.
    Me lanzo al agua ene ste comentario que no sé si vayas a leer pero que la verdad me gustaría.

    Soy de colombia y aquí la cultura del cine y el audiovisual aunque en auge es mucho menos que en españa, y más cara. Pero aún así intento empezar en esto, igual me gusta mucho escribir y soy de esos que no saben ni poner una coma(este comentario lo prueba) intento mejorar cada vez.
    Para serte sincero empecé a leerte en blogdelcine, y de ahí me leí TODO lo que escribiste, pasé por tus escritos para extracine y luego te seguí en tu cuaderno audiovisual hasta parar aquí, si cabe la palabra puedo decir que soy un seguro lector tuyo, sin embargo eso no me hace tu fanático irracional y lo que tu dices no me parece la última palabra. Yo sé que no escribes con esa intención como te acusan ciertas personas…

    En fin lo que quería decir es que gracias a tí he encontrado:
    1- alguien que me ha enseñado a apreciar el cine desde el fondo, con sentimientos pero también pensándolo, mejor dicho viviéndolo completamente.

    2- una de las muy muy pocas personas que escriben sobre cine sin recelos ni excusas de marketing, cada vez que releo tus escritos sobre Malick, Tarkovski o Centauros del desierto siento que estoy hablando con alguien que de verdad está escribiendo sobre algo que le apasiona, que lo siente, simplemente no había encontrado eso antes.

    Finalmente me decido a escribirte aquí mi opinión porque gracias a tí también he descubierto o redescubierto a grandes maestros, Kurosawa, Ford, Coppola… y aunque es tu opinión comparto muchísimas de tus visiones con respecto a lo que se llama una obra maestra. Mejor dicho creo que eres la persona con la que más estoy de acuerdo en cuanto a ese punto. ( puede que seas la única con la que me siento tan de acuerdo).
    Esto me sucedió con House M.D. serie que empecé a ver por un encargo académico y que desde ese momento tuve que devorar absolutamente toda y sin parar. Para mí era un increíble obra maestra que muchos no eran capaces de ver y que maltrataban mucho. Siempre dejándola por debajo de otra series mucho menores.
    Por casualidad empezaste a escribir sobre la genialidad de House, de Hugh Laurie, de David Shore y no puedo estar más de acuerdo contigo.

    Ya lo he dicho muchas veces pero es que es realmente muy grato poder confirmar que alguien también aprecia y ve lo increíble de esta serie que habla de muchas cosas siempre de la misma forma.

    Por último quiero además agregar que House como la gran serie que es tiene una de los mejores acompañamientos musicales que he podido conocer. Muy anticipado a su tiempo o revisen como aparecen canciones de Bon Iver antes que tuviera la popularidad que tiene ahora, sin contar a Radiohead, Black lab, y muchos más.

    También el que diga que la fotografía en House no evolucionó simplemente está ciego. Recomiendo el capítulo “Help me” (último de la sexta temporada) es mejor argumento que cualquier cosa que pudiera yo escribir.

    Te mando un gran saludo adrián ya sé que no vas con las adulaciones pero tenía que hacerlo después de este escrito. Desde colombia tienes un fiel lector.

    …y acabando dejó una imagen que no he podido olvidar en mi vida (alguna vez sufrí una crisis de salud y house me sirvió más que nadie para tener la desesperanza que me mantuvo vivo) el hombre despertando en la clínica, “no surprises” de fondo y su única compañía: el dolor.

    (“Broken” ep.01-02 temp.06)

    • Responder noviembre 11, 2012

      Adrián Massanet

      Vaya, pues muchas gracias por leerme desde hace tanto. A veces me comentan lectores (no muchos, pero es lo de menos) que me aseguran leer todo lo que escribo, no con fanatismo sino con verdadero interés, y no puede haber mayor elogio para alguien que se esfuerza tanto en hacer pensar y en provocar placer a sus lectores.

      En cuanto a House, es cierto que el uso de sus canciones es siempre muy inteligente, muy mordaz y hasta sorprendente.

      Un fuerte abrazo.

  • Responder noviembre 12, 2012

    Verbal Kint

    Hola Adrián,

    Simplemente quería dejar mi granito de arena a este artículo porque no me cuadra una cosa que me gustaría comentarte. Cuando escribías tu Cuaderno Audivosual (http://cuadernoaudiovisual.wordpress.com/2012/05/30/verdades-y-mentiras-sobre-adrian-massanet/) te fuiste con una despedida en la que dejabas sin lugar a dudas muy claro que “House” era la mejor serie de todos los tiempos (literalmente decías “la más genial”).

    Sin embargo, aquí, has mencionado que no llega a la altura de “The Sopranos”, “Deadwood” o “The Wire”. Lo que quería saber en definitiva era si tu opinión ha cambiado (a todos nos pasa) o es que cometiste algún error en alguno de los dos blogs.

    Muchas gracias.

    • Responder noviembre 13, 2012

      Adrián Massanet

      Hola, Verbal Kint.

      Así me gusta, que mis lectores, sean quienes sean, y hasta los que se ponen seudónimos, lean absolutamente todos mis ‘posts’, en cualquier sitio, y que me saquen, o intenten sacarme, cualquier fallo o punta a todo.

      No se preocupe, ‘no hard feelings’.

      Lo más genial no es lo más grande, y lo más genial no es solamente fabuloso o excepcional, también travieso, ufano, maquiavélico, gracioso, agudo, ingenioso, brillante.

      Muchas de nada.

      ¿Le interesa a usted ‘House M.D.’ o no?

  • […] no tienen más remedio que clamar las virtudes de joyas como Los Soprano, A dos metros bajo tierra, House, Deadwood, The Wire, Mad Men, Breaking Bad… A unos actores y a una puesta en escena […]

  • César Noragueda
    Responder agosto 3, 2013

    César Noragueda

    Será que lo digo hoy porque hemos publicado una caricatura suya (http://goo.gl/jbafQJ), pero cómo echo de menos al bueno de Gregory House: http://youtu.be/0U989j62g20.

  • […] […]

¡Anímate a decirnos que opinas!