Un ‘luthier’ en Castellón

2 Shares 2 Shares ×

…………Podría decirse que, para aquellos de nosotros a los que nos apasiona viajar y patearnos el mundo, acudir a eventos culturales que se celebran a un montón de kilómetros de casa no es más que una excusa para liar el hato e irse de allí con gusto por unos días. A veces ocurre, y tras asistir a la presentación de un librillo de poemas mediocre o incluso insufrible, por ejemplo, se abriga la esperanza de disfrutar del paraje al que se ha llegado con un trasbordo y de la dulce compañía; y aprovechar ofertas para refugiarse en cálidas y acogedoras habitaciones de hotel, contribuyendo lo humanamente posible a caldearlas.
…………Sin embargo, hay oportunidades en que el evento no es una excusa sino la verdadera razón para liar ese hato y resistir la travesía en dos trenes con niños llorones y chácharas telefónicas que no te dejan leer; o al menos, la otra razón aparte de la visita, en igualdad de condiciones. Y el concierto que el ‘luthier’ Yuri Landman ofreció en Castellón de la Plana el día nueve con sus quince aprendices, tras un taller en el que fabricaron los instrumentos, era una de esas oportunidades, y no quisimos perdérnosla.
…………Con la filosofía de “hazlo tú mismo”, los aprendices construyeron y manejaron la Home Swinger, una versión simplificada de otra de las creaciones de Landman, la Moondswinger, que con una docena de cuerdas puede producir sonidos similares a relojes y campanas y es parecida a la ‘steel’ guitarra, el ‘guqin’ o el monocordio. El concierto se realizó al día siguiente en el Espacio de Arte Contemporáneo con motivo del Tanned Tin, el festival de música independiente, la de verdad, la buena, con alguna que otra excepción. Sólo hay que echar una mirada al cartel de este año y de ediciones anteriores: Lee Renaldo, Keiji Haino, The Wave Pictures, David Thomas Broughton, Goldmund, DD/MM/YYYY, Dean and Britta, Wildbirds and Peacedrums, Piano Magic, Shogun Kunitoki, The Sea and Cake, etcétera. Un lujo.
…………Si se conoce algo la música o se fraterniza con algún intérprete, se sabe que la improvisación habilidosa es el nivel más alto que se puede conseguir en el ejercicio musical. No es nada fácil; requiere mucha práctica, ingenio, pericia y que los que componen el grupo alcancen una sinergia. Imaginen que, después de construir los instrumentos en cuatro horas y de otras pocas de ensayar, se tuviera comprometida una actuación breve. Una tarea osada, y que Landman ejecuta con superioridad, de forma incomparable, dirigiendo y acompañando a los aprendices. En aproximadamente treinta minutos que nos parecieron pocos, escuchamos unas melodías que, como ya se expuso en la columna sobre Bismuth, son para oídos francos e inquietos, para los que sientan que necesitan rebasar el límite de lo corriente y, a la vez, intoxicarse con vibraciones ruidosas. Una batería, una guitarra, un bajo, las Home Swinger recién nacidas correspondientes a cada músico, dos campanas de placas eléctricas y una cuerda extendida al techo seguían las indicaciones y maniobras del ‘luthier’ en la ejecución de dos apabullantes composiciones, la primera, reciente y desconocida, y la otra, una versión instrumental de That’s Right, Go Cats, del disco homónimo, colaboración de Landman con Jad Fair and Philippe Petit y del que Soundtrack to a Panic Attack y Wall of Muur son, sin duda, muy recomendables.
…………Y mientras el estruendo de tan insólita polifonía nos erizaba y pensábamos en lo que podría suponer que algún cineasta lúcido y expeditivo tuviese los arrestos de incluir una banda sonora de semejante calibre en una película, supimos que, aunque Castellón no fuese luego una ciudad curiosa e inesperada, que lo es, ni probásemos buena comida y brebajes apetitosos, que lo hicimos, ni la habitación de hotel resultara cálida, acogedora y encendida, y así fue, el viaje había merecido la pena.

3 comentarios

  • Responder febrero 13, 2013

    Antonio Celis

    Wild on Castellón! Buena reseña.

    • César Noragueda
      Responder febrero 14, 2013

      César Noragueda

      El caso es que no quemamos ningún contenedor ni hicimos pintadas metiéndonos con el Cacique, pero algo asalvajados sí que anduvimos por allí.

  • Responder junio 12, 2013

    Osmary Guevara

    Aquí tenéis el vídeo del concierto de Yuri Landman en el Espacio de Arte Contemporáneo de Castellón durante el Festival Tanned Tin 2013: http://vimeo.com/67094157.

¡Anímate a decirnos que opinas!