Tomar el Congreso

0 Shares 0 Shares ×

El 25 de septiembre hay una convocatoria para rodear el Parlamento español y forzar la dimisión del Gobierno y realizar nuevas elecciones. Honestamente, pocas cosas me gustarían más que ver caer a este Gobierno mentiroso y perverso; lamentablemente, a pesar de las muy buenas intenciones (o no; hay quien dice que todo está promovido por grupos fascistas y antidemocráticos) de sus organizadores, nada de lo que quieren conseguir va a pasar.

Y no va a pasar por varios motivos. El primero de ellos es que van a limitarse a ignorar a toda la plebe que se aglutina más allá del blindaje parlamentario. ¿Por qué deberían escucharles? No, por favor, no me respondan que porque vivimos en una democracia; el humor, para el Mortadelo.

Puesto que la convocatoria es de carácter pacífico (salvo tarados, infiltrados y saboteadores del Centro Nacional de Inteligencia), no existe ningún motivo para que sea escuchada; peor aún: en caso de que realmente la situación se volviese violenta, lo que ocurrirá será triplemente trágico. Por una parte, la brutalidad policial será desmedida, con sus heridos, ojos perdidos e incluso muertos; nada nuevo en este sentido. Por otro lado, se potenciará enormemente el proceso continuo de criminalización de los movimientos sociales que se viene dando en la mayoría de los medios desde hace bastante tiempo. En tercer lugar, se inoculará el terrible virus del miedo en la opinión pública; si, como intuyo, la reacción policial será especialmente desmedida, una gran cantidad de personas que se sumarían a algún movimiento social no lo hará, por aquello de mantenerse a salvo y evitar problemas.

Por supuesto, este ardid no va dirigido a los convencidos; si usted es un activista ferviente con una ideología clara, esto no va a conseguir que deje de serlo; sin embargo, en individuos no tan convencidos ni comprometidos, elParlamento, España efecto está claro: el miedo provocará que no se unan a ningún movimiento social. En resumen, el viejo y muy sabio “divide y vencerás”.

Pero, ¿por qué se quiere conseguir esto? ¿Realmente teme el Gobierno que la muchedumbre tome el Parlamento? Ni mucho menos; antes de que eso pase veremos la represión en su aspecto más crudo. Al Gobierno no le preocupa que treinta mil, trescientas mil o tres millones de personas estén fuera del Parlamento pidiendo su dimisión; ellos se sienten legitimados. Por supuesto, no lo están; un sistema basado en la premisa: “¿Votaste y no te gusta lo que hacemos? Pues te jodes. ¿No votaste y no te gusta lo que hacemos? Pues te jodes también” no puede legitimar a nada ni a nadie. Lo que pretende evitar el Gobierno es que los movimientos sociales sigan sumando apoyos, pero no porque crean que los van a echar a patadas de la poltrona, sino porque si estos movimientos llegan a obtener una masa crítica de simpatizantes y organización, podrán ejercer como contrapoder de manera efectiva.

Supongamos que un movimiento social se organiza y decide, por ejemplo, empezar a llevarse comida de los supermercados sin pagar para dar de comer a un montón de pobres; si esto sucede dos veces, son delincuentes comunes, si sucede a escala nacional, entonces es un fenómeno imparable; ahí es donde el Gobierno teme perder el control: teme perder el control social que le da la ley.

Pero esto no es simplemente una posibilidad, es algo que ya está pasando, por ejemplo, con los movimientos contrarios a los desahucios que prosperaron al calor del 15-M (aunque, hasta donde sé, venían de antes). Uno puede pensar que en realidad no sirven para nada porque la mayoría de los desahucios se llevan a cabo igual más tarde o más temprano, pero se equivoca: ninguna de estas cosas es gratis. Tener que llevarte a un operativo antidisturbios a cada desalojo, regar internet con imágenes de brutalidad policial, tener que posponer durante mucho tiempo un desalojo porque hay un montón de activistas…, todo esto tiene un coste, no sólo un coste político o social, también un coste económico (que parece que es lo único que importa). Cuando el activismo llega a tal punto que merece más la pena ceder a las exigencias de los activistas que seguir reprimiéndoles, entonces, y sólo entonces, se cede.

Por eso yo no considero que la idea de rodear el Parlamento sea buena en realidad; es demasiado directa y da demasiadas excusas para reprimir y criminalizar. Me entusiasma, sin embargo, que exista un crescendo de activismo y desobediencia civil que lleve al Gobierno a no poder seguir asumiendo los costes económicos de mantener ese nivel de malestar.

No obstante, y para finalizar, esto no es un alegato para que la gente no acuda a la convocatoria; incluso es posible que yo mismo vaya; se trata sólo de una observación sobre lo que creo que realmente hace más daño al corrupto sistema en que vivimos.

10 comentarios

  • Responder agosto 25, 2012

    Yolanda

    Por desgracia estoy de acuerdo contigo, que la manifestación no va a servir para que dimitan. Pero no podemos quedarnos callados. Es un Gobierno legítimo, sí, votado en las urnas. ¿Pero es legítimo lo que están haciendo? Aprovechándose de la crisis, han desmantelado “el Estado del Bienestar”,lo privado imperará a lo público. Los pilares que sustentan un país, una democracia, como la sanidad y la educación estarán en manos de señores feudales. Tenían miedo que esta sociedad cada vez más formada y con más protección, pudiera con ellos y eso esta gentuza no lo puede consentir.Si hay que ir en manada a los supermercados, ¡Pues se va! Si hay que entrar en las fincas que no son usadas para la siembra y están cobrando del Fondo Económico Europeo, ¡Pues se entra! Si hay que hacer guardia en las casas que las personas que no pueden pagar las hipotecas. ¡Pues se está! Todo, menos que nos tapen la boca por el miedo. Cuando no tienes nada, el miedo desaparece. Sobre todo tenemos que estar unidos.

  • Responder agosto 26, 2012

    EL INNORTAO

    A veces creo,sólo a veces,que este Gobierno y sus beneficiados persiguen que haya una revuelta multitudinaria para aplacarla al precio que sea y entonces imponer su nuevo orden sin oposición alguna.A veces creo,muchas veces,que ésta vez si vamos a acabar con su nuevo orden. No se dan cuenta de lo cabreados que nos tienen

  • […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Para el 25-S: "Al Gobierno no le preocupa que treinta mil personas estén fuera del Parlamento … lacolumnata.es/politica/esto-no-tiene-nombre/25-s-convoca…  por Rompeuralitas hace […]

  • Responder septiembre 25, 2012

    poyazo

    En espanya el terrorismo de estado se practica impunemente. No se trata de un caso de “divide y vencerás”, se trata de
    terrorismo.

    TERRORISMO: Aterrorizar a tus adversarios mediante actos violentos para que abandonen la causa por la que luchan.

  • Responder septiembre 25, 2012

    Damián

    Absolutamente de acuerdo John. Más claro que el agua…

  • Responder septiembre 26, 2012

    jjjjjkj

    pero de que bienestar estais hablando, de matener unos parasitos toda la vida, cada magrevi menor de edad cuesta 150 euros diarios. `por ejemplo.
    la exministra maleni no se acuerda donde donde se invirtio miles de millones de euros, copmo dijo en el juicio de los EREs es otro ejemplo

    hasta cuando se peude mantener esto
    se esta cerranfo miles de empresas diariamente, y no nos acordamos ni en que se emplea
    nos estamos comiendo el cereal que hay que sembrar

    • Responder septiembre 26, 2012

      Roberto

      Claro, como tú eres xenófiobo y no quieres dar dinero a ningún extranjero justificas que se desmonte el Estado del Bienestar. Lo que hay que leer…

  • […] » noticia original Comparte Comments comments /* […]

  • […] » noticia original Esta entrada fue publicada en General por admin. Guarda el enlace permanente. […]

  • Responder septiembre 26, 2012

    Andrés Sánchez Enríquez dS

    Muy lucido el discurso. Bien por el columnista.

¡Anímate a decirnos que opinas! Clic para cancelar respuesta.

Responder a EL INNORTAO Cancelar respuesta