Políticas de muerte

1 Shares 1 Shares ×

…………Hay políticas realmente buenas, otras relativamente malas, pero, como diría Guy Sorman, “la economía no miente”, y hay políticas nefastas, de muerte y hambre. Usualmente son políticas complejas, que no tomarían uno sino varios artículos para ser explicadas, pero hoy quiero atreverme a enumerarlas, ponerlas a todas en el mismo sitio para recrear lo que sería un ataque de zombis, de políticas de muerte. Las veremos, pero no tendremos tiempo a conocerlas profundamente: tenemos que huir.
…………La líder de las políticas de muerte es la impunidad. En un país donde no es firme la ejecución de la ley, delinquir es muy rentable. Los asaltadores roban sin miedo, los sicarios asesinan sin temor, los políticos se corrompen con facilidad y la policía se compra sin vergüenza. Es más lucrativo robar que trabajar.
…………La inestabilidad en las decisiones políticas espanta a cualquier buen ciudadano. En un país que quiera desarrollarse, no pueden ser tomadas decisiones trascendentales cada trimestre. Independientemente del partido político que seas, las medidas deben seguir una línea estratégica para la nación. Países muy desarrollados, los nórdicos, han sabido huir de esta herencia romana de promulgar leyes de “pan y circo”.
…………Monetariamente, la monetización de activos tóxicos y la expansión fiscal destruyen cualquier valor monetario, generan inflación, devaluación, pérdida de poder adquisitivo y, sobre todo, afectan al más débil, al asalariado y a los pensionistas.
…………Financieramente, la dupla Gobierno-Banca, cuando entre ambos legalizan corruptelas. Se aprueban medidas absurdas para vivir uno del otro, desequilibrando la estructura productiva del país, creando burbujas de cualquier tipo y dejando solo esqueletosMuerte productivos a su paso.
…………La falta de educación y ciencia. Un país que no invierte en desarrollo está condenado a ser relegado. Rusia era una potencia hace varias décadas, durante seis años eliminó su inversión en investigación y desarrollo, y le ha costado otras décadas recuperarse.
…………La cultura social de Jeques y súbditos donde unos tienen más derechos que otros. No es cuestión de ricos o pobres, es una cuestión de accesibilidad, las clases más bajas deberían ser cuidadas con más ahínco que las clases altas. Se trata de hacer un pastel más grande, no repartirse uno pequeño.
…………La falta de memoria histórica y cultura como nación. Venezuela tiene tres décadas sufriendo lo mismo: devaluación, corrupción, escasez, enriquecimiento ilícito, inflación, democracia débil etcétera. Cualquier venezolano diría que son problemas actuales y lo asumiría con conformismo.
…………El miedo a la globalización. Los países deben ser abiertos comercialmente e intentar mantener una balanza de pagos sana. Las relaciones comerciales han demostrado, empíricamente, ser una fuente de desarrollo para las naciones. País cerrado, país muerto.
…………El déficit. El papel del Gobierno es servir a los ciudadanos. Esos servicios deben ir de la mano con los ingresos del Estado. El déficit mantenido como una política permanente reduce la riqueza futura de la nación y genera un ‘status quo’ actual insostenible y puede generar la idea en la sociedad de que, al reducir el déficit, se están recortando derechos sociales, cuando realmente se están ajustando los derechos excesivamente prestados.
…………Prohibiciones comerciales, controles de precio o producción, subvenciones a sectores productivos… Desde la formación de la Unión Europea es raro ver estas políticas en el continente, aunque las hay, como la Política Agrícola Común. En otros países son más comunes. Lo mejor de estas políticas es que mueren de éxito: son tan malas que se autodestruyen.
…………Ojalá aparezca un Will Smith al estilo de Soy leyenda y cure a la humanidad de estas políticas de muerte. Aunque me parece que no es cuestión de un líder, sino de una cultura social y, sobre todo, individual que debemos promover desde nuestras trincheras. Un compromiso particular, de todos.

2 comentarios

  • Responder marzo 2, 2013

    dalek_fan

    “derechos excesivamente prestados”, he ahi una frase de lo mas curioso.

    • Responder marzo 4, 2013

      Antonio Celis

      En efecto, es muy curiosa. Los derechos excesivamente prestados no son, de hecho, derechos. Son consecuencias de políticas de pan y circo que tanto gustan a los políticos de ahora. Ejemplos: Cheque Bebé, Plan E, subvenciones agrícolas, PER, etcétera. Para salvar el Estado de bienestar, debemos centrarnos en el bienestar.

¡Anímate a decirnos que opinas!