El espectáculo debe continuar

0 Shares 0 Shares ×

…………Con la abdicación del rey Juan Carlos se abrió en España uno de esos periodos que podríamos considerar “de estado de excepción informativo”. La situación se prolongó durante semanas, y alcanzó su punto culminante con la coronación del heredero. Claro que, en España, estas cosas son más o menos frecuentes. Si mostraron algo los acontecimientos del 11-M fue que, en ocasiones, un español, para enterarse de lo que ocurre en España, debe esmerarse en aprender idiomas.
…………De todas las crisis que nos rodean, la más grave y la que tiene efectos más peliagudos es la crisis de la prensa. No, no me refiero a la crisis de las empresas que las ha llevado a una situación comprometida por la caída constante de ventas del formato tradicional del periódico, sino a la crisis profesional y ética que afecta a una profesión realmente importante si queremos que exista una democracia auténtica. La trivialización constante de la información, su reducción a mero espectáculo, nos aboca a un mundo repleto de noticias pero sin interés alguno por conocer la verdad. A un mundo en el que un crimen es un espectáculo que vende, cuatro descerebrados gritando son una tertulia deportiva que analiza la actualidad y, de la misma forma, cuatro tipos sectarios hasta la náusea forman un debate político.Crisis prensa, telebasura
…………En el principio fue la prensa deportiva. Cuando los medios se percataron de que lo que vende no es buscar la objetividad y el análisis serio sino el hooliganismo descarado, la palabra soez y el chafardeo indecente, se volcaron en el modelo. A fin de cuentas y desde hace muchísimos años, el periódico más vendido —y a distancia abismal del segundo— ha sido de ese peculiar género. Después, los programas en los que se mezcla todo. Te damos información general, recetas de cocina, tertulia, cotilleos, te hablamos del tiempo, te vendemos productos diversos… Te entretenemos toda la mañana. Pero ¿qué es de un debate si no hay posturas contrarias? ¿Qué hay más entretenido y emocionante que un intercambio de opiniones tenso y, a ser posible, con una buena dosis de gritos? ¿Qué más da que los tertulianos desgranen una y otra vez falacias evidentes, lugares comunes, datos falsos? Da lo mismo si el espectáculo está servido.
…………Por eso han ido ganando adeptos programas en los que se entremezclan humor, información y opinión. Es una perversión, pero para muchos han alcanzando más credibilidad que los informativos tenidos por serios.
…………Las empresas, aunque sean informativas, tienen como objetivo ganar dinero. Los medios públicos son una mera herramienta de manipulación controlada por el Gobierno. Si coinciden los intereses de las impresas con el del Gobierno, la tiranía informativa está servida. Solo veremos u oiremos discrepancias en los momentos en los que exista tensión entre las empresas y los gobernantes.
…………Por eso ha habido una irritante unanimidad informativa en los días de la coronación. Por eso se ha silenciado cualquier movimiento de protesta por parte del Gobierno con la ayuda inestimable de los medios. Por eso El País ha virado su rumbo y disputa lectores a otros medios, antaño diferentes. Por eso El Jueves ha tenido que pagar el precio de la censura empresarial. Por eso los lectores, la parte de pueblo que busca informarse, han quedado huérfanos y reclaman su derecho a una información veraz y puntual.
…………Pero parece claro que lo que ha de seguir es el espectáculo.

Borja Contreras

Comentarista y observador curioso de una realidad que aúna lo trágico con lo cómico para cualquiera sensible al absurdo. Nuestra realidad.

Sé el primero en escribir un comentario