Gallardón, Parot, los indultos y la justicia universal

2 Shares 2 Shares ×

…………Este artículo no va sobre la justicia o sobre la oportunidad o no de las medidas de gracia. No busca juzgar los merecimientos de nadie a la hora de cumplir más o menos condena, ni valorar la relación más bien extraña entre la Semana Santa y la administración de justicia del Estado. Simplemente quiere ser una reflexión sobre la opinión pública, los medios de comunicación —si es que son algo diferente— y la capacidad de escándalo de los biempensantes varios que rasgan con facilidad sus vestiduras. O las rasgan con mayor o menor facilidad según quiénes sean los afectados por las curiosas vueltas de la justicia española.
…………Todavía no han acabado los rugidos por los beneficiarios de la sentencia que acababa con la llamada doctrina Parot y las horas y horas y horas de reportajes sobre terroristas, violadores y demás calaña echados a la calle por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos cuando vemos con estupor que los mismos rugientes toman medidas para otros casos que nos resultan al menos sorprendentes.
…………Gallardón, referente ético para tantos y tantos españoles desde que anunciara su ley sobre el aborto, pone también en marcha una nueva normativa legal sobre la jurisdicción universal de los tribunales hispanos. Parece ser, según dicen los medios, que eso trae como consecuencia directa la excarcelación de un número considerable de narcos capturados por las fuerzas del orden en aguasgallardon internacionales. Supongo que sus delitos no generan alarma, o que sus víctimas no generan votos, porque de lo contrario resulta extraño constatar la falta de reacción por parte de los medios de la misma. Como si los delitos tuvieran más o menos perdón según quién los cometa y según a quién afecten.
…………Pero eso no es todo. En el tiempo que llevamos de legislatura, el ministerio del santo Gallardón ha concedido casi setecientos indultos, seguramente como muestra palmaria de su bondad innata. Dios me libre de juzgar si alguno de los indultados debiera seguir en prisión. Dios me libre de decir que las víctimas de los beneficiarios de las medidas de gracia sean más o menos merecedoras de atención. Ni les conozco ni conozco sus circunstancias. Pero he de reconocer que echo de menos los aullidos de la tribu mediática que convirtió en problema una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Esa misma tribu que jalea a un ministro que hace de sus atribuciones un uso que sonrojaría a más de uno. Que para evitar conflictos con China libera sin problemas a un grupo considerable de narcotraficantes y para congraciarse con sus correligionarios semanasanteros atiende las demandas de gracia presentadas por las cofradías bienhechoras y biempensantes que buscan redimir a raterillos y a banquerillos varios.
…………Si tomamos en cuenta los datos, Gallardón es el ministro al que más deben los reclusos españoles. Aunque sólo haya sido motivo de escándalo cuando no ha sido él sino el Tribunal Europeo de Derechos Humanos quien ha decidido sobre un grupo de delincuentes, algunos de ellos muy sanguinarios.
…………Los escándalos de la prensa hispana son insospechados, y Marhuenda, su profeta.

Borja Contreras

Comentarista y observador curioso de una realidad que aúna lo trágico con lo cómico para cualquiera sensible al absurdo. Nuestra realidad.

Sé el primero en escribir un comentario