El extraño caso de la responsabilidad perdida

8 Shares 8 Shares ×

…………Haría falta echar mano de los mejores investigadores para resolver este misterio que llena de asombro a cuantos se percatan de su extraordinaria naturaleza. En España, no se sabe muy bien desde cuándo, los dirigentes políticos y quienes encabezan cualquiera de las instituciones del Estado, sean éstas altas o bajas, no consiguen, por más que lo intentan, encontrar sus responsabilidades.
…………En un primer momento alguien bienpensante podría colegir que todo lo hacen bien; que el país debe vivir un momento de esplendor lleno de bienestar y plagado de promesas de futuro. Parece, sin embargo, que esto no es así. Hay quien dice incluso que el análisis de la situación española da ganas de llorar.
…………Podría ser también que aquí nunca ocurra nada, pero lo cierto es que andamos sobrados de acontecimientos varios: inundaciones, incendios, presuntas corrupciones, déficit alarmante, desahucios, evasión fiscal, excajas de ahorros rescatadas, suicidios de ciudadanos arruinados… Las páginas de los periódicos no transmiten un panorama que invite precisamente a la práctica de alegres bailes regionales.
…………Pero, sorprendentemente, nuestros dirigentes no acaban de encontrar de qué puedan ser responsables. Asistir durante el pasado verano a las sesiones parlamentarias en las que supuestamente se investigaban las causas de la debacle bancaria fue para el ciudadano corriente un ejercicio de paciencia que no llegaba a la risa por la naturaleza trágica del tema: vamos a pagar miles de millones entre todos, pero quienes dirigían las entidades de crédito y sus supervisores lo hicieron todo bien; impecablemente, incluso, a juicio de los protagonistas del vodevil parlamentario.
…………El presidente del Tribunal Supremo dimite sin encontrar en sus viajes y en su acceso a fondos públicos opacos problema alguno y con la conciencia tranquila; el “molt honorable” Francisco Camps dimite con aires de pobre víctima linchada tras verse envuelto en amistades peligrosas, líos de dinero y regalos más que sospechosos, y escuchando cómo se hacían públicas conversaciones telefónicas que harían sonrojarse y meterse debajo de la cama al más cínico. Hoy, por cierto, imparte clases en un máster de Derecho Civil en la Universidad Católica de Valencia, institución que a buen seguro no ha recibido nunca ayuda por parte del Gobierno popular. El máster cuesta a los alumnos la módica cifra de 2.250 euros, pero seguro que los vale dado lo que esos muchachos pueden llegar a aprender de tal profesor. Todo, menos la ubicación de la responsabilidad y la sede de la dignidad personal.
…………El Ayuntamiento de Madrid convoca rueda de prensa tras los negros sucesos del Madrid Arena con presencia de la Alcaldesa, el Vicealcalde, el jefe de la policía municipal… ¿Para qué? Para entonar el consabido “yo no he sido”; para señalar a otros con el dedo y eludir cualquier atisbo de responsabilidad personal, política o institucional, tres niveles diferentes que aquí solemos tratar de manera indistinta.
…………Hemos visto socavones en las obra del AVE, aeropuertos vacíos, petroleros alejados de la costa con el consiguiente aumento de la marea negra, promesas cínicamente incumplidas, intervenciones militares que cuestan cientos de miles de vidas por motivos reconocidamente falsos, ineptitudes asombrosas…, seguido todo ello siempre, casi sin excepción, por un dedo acusador señalando al que pasa; por una acusación de linchamiento injusto; por un lamento hacia la campaña de desprestigio orquestada contra el protagonista de la historia, que siempre se caracteriza por su nula responsabilidad en el evento ocurrido.
…………Mientras tanto, no hay manera de avanzar en el terreno de la transparencia y hoy ya sabemos que a un ciudadano español le puede salir por un ojo de la cara pedir a la Administración, a su propia Administración, información sobre sus medidas frente a la corrupción. Pero esto tampoco será culpa de nadie.
…………Tal vez la clave nos la de el concejal de Torrevieja desde cuyo teléfono móvil público —es decir, pagado por el pueblo— se llamó a prostitutas unas cuarenta veces durante un par de meses del año pasado. El edil, por supuesto, no es responsable y se le está linchando injustamente a su modo de ver; según piensa, eran las prostitutas las que le llaman a él, que cándidamente devuelve siempre las llamadas desconocidas que le hacen… ¿Responsable yo de mi teléfono? ¡La culpa es de la prostitutas!

Borja Contreras

Comentarista y observador curioso de una realidad que aúna lo trágico con lo cómico para cualquiera sensible al absurdo. Nuestra realidad.

5 comentarios

  • Responder noviembre 6, 2012

    Arístides Mínguez

    Brillante pero desolador análisis. Pero a los de la gaviota aún les renta culpar al satánico Zapatero Herencia Recibida. Mientras que les resulte, buenoooo. Luego, le piden a sus amiguitos de la casulla que les den dos hostias y a seguir recortando. Para seguir lucrándose en su provecho y en detrimento del pueblo sencillo, claro.

    • Responder noviembre 6, 2012

      Borja Contreras

      Lo de las herencias parece tener duración indefinida.
      Por el momento nada indica que dejen sus lucrativos rcortes y privatizaciones.
      Pero siempre habrá quien les siga votando…
      Un saludo, compañero.

  • Responder noviembre 26, 2012

    Agustín Pérez

    Yo no soy parcial pero creo que hay dos tipos de recortes Arístides Mínguez, y al no la opinión pública, la sociedad tener iniciativa y no ponerlo de manifiesto caemos en su trampa.
    Tanto ZP como Rajoy son por el momento unos pésimos gestores y no creo que mejoren como el vino. La herencia efectivamente existe pero si se me permite decir que el problema no se basa en los nombres sino en las políticas. Zapatero nuestro expresidente basó su primera parte de gobierno dejando que creciera la economía sin control, sin anestesia, sin controlar la subida. Si no se controla la subida como no se controlo, la regularización de la economía es una caída brusca, y él cuando vio la caída intento camuflarla con medidas de gasto público para mantener el PIB y retrasar los efectos y promover la unificación bancaria como ya se hizo en la crisis de finales de los 80, principios de los 90. Problema que eso genero un abultado déficit que genera una fuerte dependencia del exterior, eso más otros errores estructurales acaban como estamos.
    Luego claro que hay que hacer recortes pero que no afecten al ciudadano poniendo por ejemplo: Los famosos IPads e Internet del Congreso y Senado, ¿Es necesario que lo paguemos los ciudadanos? No, ellos tienen capacidad económica para por lo menos si lo pierden pagarselo me refiero al Ipad, pero yo directamente digo que deben comprarselo. Después ¿ es necesario tener una cantidad inmensa de cargos de confianza? Pues no, es cierto que pueden ser útiles porque no tienen horario pero vamos se podría funcionarizar y reducir el salario.
    Y si pongo de ejemplo los edificios públicos que tienen todas las administraciones que se pueden unificar y facilitar al ciudadano sus actividades con la administración, que incluso alquila locales, y mientras tiene oficinas alquiladas y otras que no tienen atención al público están en pleno centro y así podemos recortar pero de forma que no afecte negativamente al ciudadano.
    En cuanto a privatizaciones yo no creo que sea malo en si mismo, voy a poner una experiencia personal: El Hospital del Vinalopo, del cual soy usuario, no es un mal hospital, al revés creo que he ganado con el cambio respecto al Hospital Universitario de Elche, yo tengo allí hasta el medico y tengo que decir que desde luego aunque me hubiera gustado seguir con mi medico don Gaspar, es un cambio a mejor:
    1º – Mejor Atención: Muchas veces cuando he estado malo con gripe hace unos años me trataron en cierto centro de salud en lo que se llamaba urgencias como una mierda, hace poco he asistido dos veces creo y me han tratado rápido, directos al problema y sin tener que esperar mucho.
    2º – Médico de cabecera: Me ha parecido una persona que por lo menos cuando ve que te pasa algo te manda un papelito para que vallas a hacerte pruebas aquí y alla y no te da largas en lo que te pasa como he visto a lo largo de mi vida en la SS clásica

  • […] See on lacolumnata.es […]

  • Responder octubre 14, 2014

    Ameliscracia |

    […] otra vez observamos que lo que caracteriza a quienes alcanzan los puestos más altos de gobierno es su permanente habilidad para escurrir el bulto, su constante huida de las que son sus responsabilidades y su habilidad nunca suficientemente […]

¡Anímate a decirnos que opinas!