… Y próspero año nuevo

0 Shares 0 Shares ×

…………Ya llega el 2013. Sin Apocalipsis espectaculares, como todos los años que le han precedido, siguiendo el natural curso del tiempo que nos mata poco a poco, que nos devora como hijos que somos del cruel Cronos.
…………Si la semana pasada era apropiada para las alegres felicitaciones y los ñoños mensajes de forzada simpatía y presunta felicidad, esta lo es para los balances, las previsiones, los buenos deseos y los propósitos de enmienda. Aquí, con nuestra buena voluntad proverbial, desarrollaremos una pequeña lista de buenos augurios que inevitablemente sonará también a balance de un año histórico:
…………Siempre resulta conveniente tener buena salud. Hoy día es incluso obligatorio. Tal y como van dejando el sistema, puede resultar ruinoso caer enfermo. Descuento salarial, copago… Muchas personas tienen la enfermedad fuera de sus posibilidades económicas. La salud es lo primero y también lo segundo.
…………Dinero. Un deseo universal, casi una religión en nuestra sociedad. Les deseo a todos abundancia, aunque me temo que sólo unos pocos lo conseguirán. Salvo que pertenezca a la minoría privilegiada, en 2013 sus ingresos serán menores y seguirá la sangría de poder adquisitivo. Es probable que eso produzca nuevos problemas para el consumo con la consiguiente merma de ingresos fiscales y bajada de la producción. Pero en fin, nuestro providencial Presidente de Gobierno ha limitado el anuncio de dolor para el 2013. Hagámosle caso, que ya tendremos todo un año para alargar las previsiones.
…………Trabajo. Lo que de toda la vida ha sido una maldición bíblica es hoy, por el contrario, un bien escaso perseguido por una multitud que lo desea fervientemente. Deseo trabajo para todo el mundo. Aunque es probable que en 2013 siga aumentando la tasa de desempleo. Aunque las prestaciones sean menores que nunca. Aunque las condiciones laborales sean peores. Aunque vivamos en una tierra de promisión para abusones, explotadores y neoesclavistas. Aunque ese trabajo, seguramente, esté en el extranjero. Aunque sea un trabajo que apenas dé para vivir.
…………Deseo también un año sin pleitos. Debemos ir pensando en renunciar a ir a juicio si no queremos padecer mayores mermas. Y con buena temperatura, ya que la electricidad sigue subiendo de precio; les debemos mucho a las pobres compañías eléctricas.
…………Y deseo que les vaya bien a los bancos, porque está demostrado que, de todas formas, nos van a desangrar, así que mejor que sea por los abusos clásicos en comisiones y tipos de interés que por la detracción directa de nuestro dinero vía preferentes, subvenciones o inyecciones de capital. Que las compañías de seguros no lleven su guerra de precios demasiado lejos. Un rescate en este sector sería definitivo para nuestra economía.
…………Deseo que no prospere la nueva ley de educación. Sería milagroso que nos dejaran en paz un curso entero. Ya ni nos acordamos de cuándo ocurrió por última vez. El sistema es un asco, pero la perspectiva de un nuevo empeoramiento hace que lo veamos casi deseable.
…………Y, claro, les deseo a todos un año lleno de amor y felicidad. Al menos, mientras al Gobierno no se le ocurra la forma adecuada de poner tasas a ambas cosas. Seguro que andan en ello, ya que consideran que su misión actual es distribuir dolor…

Borja Contreras

Comentarista y observador curioso de una realidad que aúna lo trágico con lo cómico para cualquiera sensible al absurdo. Nuestra realidad.

1 comentario

  • Responder enero 2, 2013

    semoi de santboi

    Estimado Sr.Contreras
    Desearle, con todos mis buenos deseos, trabajo, dinero, amor…también a Vd.

    creo que habría muchos más deseos que pedir en este mundo que se nos ha globalizado a la chita callando durante ya demasiados años. El pacto republicanos demócratas parece que alivia nuestra situación; no la de tantos niños fabricando en el 3er mundo los productos que nos regalaremos los próximos días, a pesar de nuestra austeridad, entre cava ¿catalán? y roscón dehipercor. Queda poco tiempo para pensar en los continentes enteros que pagan más que nadir el pato de pertenecer a un mundo global; en fin….desear felicidad para todos, apesar de ello

¡Anímate a decirnos que opinas!