ÁGORA

Política, economía, sociedad, periodismo...

Cuidado, mucho cuidado

“En noviembre o diciembre, cuando tengan a bien convocar nuevas elecciones generales, Rajoy y su tropelía también pasarán a mejor vida política, y es que el ciudadano calla, obedece, protesta, pero no olvida. Siempre espera, ávida, su justa venganza”.

Mónica Oltra que estás en los cielos

“… cabría quizás hacerse algunas preguntas sobre el fenómeno Oltra: ¿dónde está el secreto de esta realidad, de este hiperliderazgo?, ¿es Oltra la Colau o la Carmena valenciana, tal y como algunos, cada vez más, apuntan e insisten?”

Triste España sin ventura

“No pude sino conmocionarme ante la vigencia de los versos musicados por Del Encina. Si quitamos (…) las alusiones a la muerte del príncipe Juan y las cambiamos por (…) referentes a la actualidad política y económica nacional, suscribiríamos letra por letra lo cantado por el genio castellano…”

La soledad del viajante

“Cualquier pueblecito era motivo de parada y visitas. Si vendías, bien. Si no, a por el siguiente pueblo y con el rabo entre las piernas. Y así, mes y medio. Muy duro. Pero aquello me endureció, me formó, pues la vida está llena de asperezas”.


(2 COMENTARIOS)

Los votos de la decencia

“… recuérdalo también, tampoco merece la pena crearse falsas esperanzas. Desconfía de quien te promete un mundo feliz, de quien quiere hacer el camino sin ti, de quien no está dispuesto a escuchar, de quien sólo pide tu voto un día y te olvida el resto”.

Ni olvido ni perdono

“Tiempos de fábula estamos viviendo. Zorros y lobos visten de cándidos corderillos. Cuervos, gaviotas y buitres se disfrazan de tiernos gorrioncillos (…). Pero yo ni olvido ni perdono sus años de tropelías, su prepotencia, su desprecio por los sufrimientos que sus políticas causan”.

Dos cirujanos y dos pacientes

“… desde que tengo uso de razón, estas son las elecciones más atractivas, por multiplicidad. Dos pacientes y dos cirujanos, básicamente. Es tiempo de negociaciones, como ocurre en casa desde que cada uno de nosotros se levanta”.

24-M, ¿el entierro programado del 15-M?

“Por favor, háganse la siguiente pregunta: ¿cuál es ahora, a escasos días del 24-M, el eslogan, el himno, la música que pueda hacer pensar que nos encontramos en los prolegómenos de ese momento de cambio?”

A propósito de Abel

“Lo que hay que cuestionar seriamente es si la mezcla de la obligatoriedad de la enseñanza hasta los dieciséis años y la ley de protección del menor no está teniendo consecuencias perversas, como que muchos menores vivan en riesgo de padecer la violencia…”

Doña Esperanza y los pobres

“La solución, como siempre, será privatizar a los indigentes, alojarlos en casa al estilo de aquella gloriosa película de Berlanga, «Plácido», en la que se invitaba a casa a un pobre por Navidad”.

Sólo un profesor

“Si Abel hubiese sido uno de los tarugos que protagonizan «Gran Hermano» o «Supervivientes», o un jugador de un equipo de élite de la liga de fútbol o un tertuliano de un programa de telebasura, el país entero se habría conmocionado”.

La nueva pedagogía y Pol Pot

“… lo que sobra son los profesores. Paganos últimos de cada pedabobada de moda, además somos los culpables universales, los boicoteadores de ideas salvíficas, los que arruinamos la transformación social que el país necesita (…) o manipulamos las conciencias de los alumnos…”


(2 COMENTARIOS)

El padre Ángel, un ángel de cura

“El cariñoso padre Ángel no podía creer lo que oía. «No entiendo de economía», acertó a decir desconcertado, «pero a nuestros comedores sigue viniendo cada vez más gente, que no sabe a dónde acudir, y con una vergüenza enorme a que la vean»”.


(2 COMENTARIOS)

Al pijo, becicleta

“… no merece la pena darse golpes contra la misma piedra, una y otra vez, (…) no es lógico insistir en una cosa sin solución y que lo mejor es desistir y buscar otra senda, me dice: «Si ves que algo no puede ser, entonces, al pijo, becicleta, y te vas andando por otra vereda»”.

¿Le dice a usted algo el nombre de Abel Martínez?

“El riesgo de morir no es inherente a la labor en las aulas. ¿O sí? En el menosprecio demostrado por las autoridades educativas a nuestro compañero, y con él, a todos nosotros, es posible ver cómo puede ir incubándose el riesgo. La docencia es una profesión vapuleada…”

Podemos ahora se llama Ciudadanos

“… para los recelosos, los aguafiestas de toda la vida, los tiquismiquis, para los que dicen que les apesta la corrupción (…), los que siempre ponen pegas, ya tienen ahí las dos caras del nuevo espejo en el que mirarse: Podemos y Ciudadanos. El nuevo bipartidismo”.

Los malos ratos de la política

“… son simples anécdotas que se secarán con el tiempo electoral. Lo que sí se mantendrá fresco son «los malos ratos» de la corrupción, las promesas sin voluntad, las pujas por la Moncloa y la cercanía de quita y pon. Porque los políticos tienden a hacer lo contrario de lo que predican”.

Adán y Rajoy y viceversa

“Quien piense que los nuevos partidos nos devolverán al paraíso son tan ingenuos como quienes pensaron que hacia allí nos llevaban los viejos. Quien piense que los viejos partidos se regeneran desde dentro olvidan la historia y el sentido común”.

De perros y hombres

“Nadie de entre los mortales te va a amar como tu perro. Ya puedes ser un ser despreciable, que para tu animal vas a ser un dios, el jefe de su manada. En sus ojos, ningún reproche. Sólo admiración y cariño incondicional”.